Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 23 de enero de 2019

Ventana al mundo Maya

El Gran Museo del Mundo Maya, en la ciudad de Mérida, ofrece una atractiva opción para acercar al visitante a esta misteriosa y aún enigmática civilización

Array

ventana al mundo-330x350Mérida.- A un costado del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, a las afueras de la ciudad de Mérida, existe un lugar que abre una puerta hacia el pasado, cuando la civilización maya vivía su máximo esplendor. Se trata del Gran Museo del Mundo Maya, que ofrece una vasta colección de vestigios de una de las culturas más importantes del mundo.

Entre ciencia y leyenda

Con amplias y limpias instalaciones, el recorrido inicia en el vestíbulo, donde un cráneo de cuarzo enmarcado en una vitrina, da la bienvenida a los visitantes. La pieza es exhibida por primera vez en México y forma parte de una leyenda sobre las 13 calaveras de cristal. Algunas de ellas forman parte de colecciones como el Museo Británico de Londres, el del Muelle de Bramly de París y el de Historia Natural del Instituto Smithsoniano, en Washington.

Tras comprar el boleto en taquilla, lo siguiente es la proyección de un audiovisual que explica la teoría de la caída de un meteorito en la zona de Chicxulub, hace 65 millones de años, que acabó con los dinosaurios y fue el causante de los numerosos cenotes que invaden la península de Yucatán. Esto da paso a la primera sala del museo, que muestra numerosos fósiles de dinosaurios e insectos que poblaron el lugar hace millones de años.

Un viaje al pasado

y al presente

El Gran Museo Maya posee cuatro salas de exhibición permanente, en las que se exponen alrededor de 800 piezas arqueológicas, provenientes del Museo Regional de Antropología de Yucatán “Palacio Cantón”. Además, es el único recinto en el país, cuyas exposiciones se ofrecen en español, inglés y maya.

La sala Mayab muestra la diversidad geográfica y antropológica de la península; le sigue Mayas Ancestrales, que trata sobre toda la cultura prehispánica, su visión del mundo, modo de vida, religión, trabajo y arte; en la sala Mayas del Ayer, se presenta un recorrido por los acontecimientos de la Conquista española y el primer siglo de vida independiente.

Finalmente, existe un espacio dedicado a los mayas de hoy, sobre las condiciones en las que viven actualmente los herederos de esta vasta cultura.

Cada sala cuenta con espacios audiovisuales en las que se explica cada una de las temáticas.

El atractivo

Una de las experiencias más interesantes es que además de admirar las piezas a través de un cristal, los visitantes tienen la oportunidad de tocar otros objetos.

Otra de las piezas principales del museo es un Chac Mool que alguna vez estuvo alojado en el Palacio Cantón.

Y cada noche el lugar ofrece un espectáculo de luz y sonido, con música prehispánica, popular, clásica, moderna y contemporánea.

Más que un museo

El Gran Museo del Mundo Maya posee una arquitectura moderna y vanguardista, la cual también alberga una sala de cine con pantalla IMAX, en la parte alta, y una cafetería en la parte baja, al igual que una tienda de souvenirs.

La sala, llamada Mayamax, proyecta películas educativas, culturales y documentales, con una capacidad para 350 personas.

Minuto a minuto