“O lo llevas a otro lado, o nos lo comemos…” La amenaza que obligó a Paola a donar a su chivo

El animal fue llevado al Tangamanga Uno, donde la joven lo visita todos los fines de semana y días de descanso.