Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 22 de enero de 2019

UAM Iztapalapa, sin recursos para reconstruir edificio tras sismo

Array

A más de un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, la unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) sigue sin recibir los recursos suficientes para reconstruir el edificio que resultó más dañado por el movimiento telúrico.

Ahora, la institución corre el riesgo de perder el reconocimiento del Programa Nacional de Posgrados de Calidad de Conacyt, y de que 120 profesores pierdan su lugar en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), advirtió el rector del plantel Rodrigo Díaz Cruz.

Pidió a los poderes Ejecutivo y Legislativo que consideren la situación de la unidad Iztapalapa para la asignación del presupuesto del próximo año.

“Se han perdido investigaciones de mucho impacto tanto a nivel nacional como internacional que atienden genuinos problemas de salud y ambientales de nuestro país, además están en peligro los posgrados y su permanencia en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), es decir, en este programa de CONACYT que reconoce la excelencia de los posgrados”, señaló Díaz Cruz.

Tras el pasado sismo del 19 de septiembre de 2017 se dañó el edificio S de la unidad Iztapalapa de la UAM, el cual albergaba más de 60 laboratorios de investigación y docencia, algunos de los posgrados de la división de Ciencias Biológicas y de la Salud.

De acuerdo con información difundida por la institución, no contar con dichas instalaciones también pone en riesgo la permanencia en el Sistema Nacional de Investigadores de los docentes que trabajaban en ese edificio, alrededor de 120 puesto que no pueden continuar con su trabajo científico y de investigación, lo que conlleva afectaciones a más de tres mil quinientos alumnos.

“La unidad se ha empeñado en la búsqueda de los recursos para la construcción del campus, a la fecha no se ha conseguido el monto necesario en las instituciones correspondientes, que asciende aproximadamente a mil millones de pesos”, explicó el rector.

Además de ser necesario demoler y reconstruir el citado edificio S, es necesario reforzar el edificio R, así como la Biblioteca y concluir el edificio de Ciencia y Tecnología, para pasar ahí a los investigadores de la División de Ciencias Básicas e Ingeniería que actualmente están en el T, un edificio que tiene un daño estructural ligero.

Entre los posgrados en riesgo se encuentran los de Biotecnología y Biología experimental. Antes del terremoto en el edificio se desarrollaban 93 proyectos científicos de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, la mayoría de ellos financiados por entidades externas.

Luego del temblor se comenzó a buscar espacios alternativos para instalar los 14 laboratorios de docencia en donde había equipo de trabajo de alta especialización como un microscopio confocal, una plataforma de espectrometría de masas, un secuenciador para biología molecular y citómetros de flujo, entre otros instrumentos.

Desde noviembre de 2017 se alertaba de un problema para los investigadores puesto que muchos de ellos no podrían recibir alumnos puesto que no existían las condiciones para trabajar; de esta forma cada vez que a un investigador se le asignara un proyecto, no lo podría tomar por falta de equipo, instalaciones y estudiantes, de seguir en esa dinámica se reduciría la producción de los investigadores y alumnos.

Finalmente, se logró acondicionar laboratorios temporales de docencia e investigación para alumnos y profesores que, indicó la institución, “queda claro que no cuentan con las mejores condiciones”.

El rector calificó de “trágico” el panorama para la investigación en la UAM Iztapalapa en caso de que no se le asignen los recursos para reconstruir el edificio S y reparar el resto de la infraestructura afectada por el sismo. “Si no los tenemos, estamos en una situación trágica. Si no los conseguimos estaremos en el peor de los mundos posibles, seguiremos buscando fondos donde los hubiere… estamos actualmente en una situación dramática”.

Minuto a minuto