Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 23 de enero de 2019

Fonoteca Nacional celebra su décimo aniversario

Array

Un concierto del grupo Los Salmerón y la conferencia 10 años preservando la memoria sonora para el futuro fueron los eventos con los que la Fonoteca Nacional celebró su décimo aniversario, la noche de ayer lunes.

En la conferencia estuvieron Pável Granados, director de la Fonoteca Nacional; Theo Hernández, coordinador del catálogo de música de concierto; Sergio Sandoval, director de Conservación y Preservación; y Gustavo Trujillo, encargado de las tecnologías de almacenamiento.

Antes de comenzar el conversatorio, Granados pidió un minuto de silencio por el deceso del etnomusicólogo Thomas Stanford (1929-2018), “pionero en el rescate y la preservación de la música tradicional mexicana”.

Tras el silencio, el director reconoció el trabajo realizado por sus antecesores: Lidia Camacho, primera directora de la Fonoteca; Álvaro Hegewisch (segundo) y Ernesto Velázquez Briseño, quien le entregó la estafeta en días recientes.

“Tuve la suerte de trabajar con los tres y cada uno le imprimió un sello personal a la Fonoteca Nacional, una personalidad que permanece aquí en nuestra institución”, comentó Granados.

El director habló sobre los inicios de la Fonoteca Nacional, institución que comenzó con la colección de Thomas Stanford, pero luego de 10 años de vida, dicha institución alberga a 208 colecciones.

“La colección número uno de la Fonoteca fue la de Stanford quien falleció a los 89 años. Además de la colección donó un piano, una colección de libros, por lo que una de las salas del espacio tiene su nombre, puesto que fue un hombre que le dio su vida a México”, comentó Pável Granados.

En su intervención, Theo Hernández señaló que el trabajo de la Fonoteca Nacional consiste en tomar el material que está en riesgo, se resguardan, lo preservan, cuando está en mal lo estabilizan, lo graban y lo ponen en un repositorio digital, trabajo similar al que realizar fonotecas de otras partes del mundo.

“Sin embargo, la Fonoteca Nacional, desde el inicio de su creación, contempla también que este patrimonio sonoro se reintegre a la sociedad, haciendo que la gente lo escuche”, dijo Hernández.

El director de Conservación y Preservación, Sergio Sandoval, también recordó los inicios de la institución pues, fue inaugurada con un acervo de 256 mil soportes sonoros ya en bóvedas, “lo cual habla de un trabajo previo de más de dos años que se realizó desde diferentes lugares como los sótanos de Radio Educación”.

Sandoval explicó que era importante trabajar en los sótanos de Radio Educación, pues es ahí donde se encuentran la colección de las grabaciones del Palacio de Bellas Artes y las del Festival Internacional Cervantino, “por lo que desde ahí se comenzaron a hacer importantes inventarios que hoy en día están resguardados en las bóvedas de aquí”.

También habló sobre el caso Stanford, aunque dijo que en un primer momento no había instalaciones ni lugar, por lo que se trabajó directamente en la casa del etnomusicólogo, donde estuvieron dos documentalistas.

“Él estuvo siempre a lado porque era muy celoso, estuvo supervisando todo el trabajo que se hizo durante cerca de un año. Adicionalmente se trabajó también en las instalaciones de Televisa Radio”, comentó.

Antes de finalizar la conferencia, Gustavo Trujillo, encargado de las tecnologías de almacenamiento, comentó que hace 10 años, tenían 25 terabytes de información, cifra que ya aumentó porque tienen más de 200 terabytes de información, con más de 98 mil horas digitalizadas, mismas que representan 4 mil 83 días de reproducción.

Pável Granados declaró en entrevista que aún está en proceso el proyecto que implementará durante su gestión, aunque dejó en claro que “hay que darle continuidad a muchos proyectos. Hay convenios de ayuda con otras instituciones como el Tec de Monterrey y es algo que tengo que revisar. El libro por los 10 años de la Fonoteca Nacional será presentado en enero”.

Minuto a minuto