Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 21 de enero de 2019

Misa por la Guadalupana en Notre Dame pide por indígenas de México

Array

La catedral de Notre-Dame celebró ayer una misa en honor a la Virgen de Guadalupe, patrona de México, que tiene una capilla en el célebre templo de la capital francesa, ceremonia en la que se pidió por los derechos de los 68 pueblos originarios mexicanos.

“Hoy presentamos a María de Guadalupe a los 68 pueblos originarios de México que han pedido que su voz sea respetada, que sus demandas sean escuchadas y que se les considere agentes activos en la construcción de una sociedad fraterna, igualitaria y unida”, dijo durante su sermón, en español, el padre Salvador Ramírez.

La celebración religiosa, que congregó a una nutrida asistencia, se hizo eco este año “de la voz de los 68 pueblos originarios de México y de las peticiones que hicieron recientemente, el 1 de diciembre, en el Zócalo de la Ciudad de México” explicó la organizadora de la misa, la mexicana Sandra Lupercio.

La cuestión de los derechos de los pueblos indígenas también se expuso en la lectura de las peticiones de la eucaristía, que se celebró en español y francés y que amenizaron mariachis.

Además del padre Ramírez, en el oficio religioso participaron el rector de Notre Dame, Patrick Chauvet, y tres sacerdotes mexicanos.

En su homilía, Chauvet expresó su deseo de que la misa, en la que se coloca un pendón de la virgen morena y se desfila con su estandarte, “haga crecer los lazos y la fraternidad entre Francia y México”.

La misa, a la que asistieron numerosos mexicanos pero también franceses, peruanos, guatemaltecos y españoles, entre fieles de otras nacionalidades, comenzó con un grupo de mariachis tocando “Las mañanitas” a un lado del altar de la catedral más emblemática de Francia, y concluyó con un “Ave María”.

Ante el placer y la sorpresa de los turistas de la catedral, la soprano Cristel Muñoz entonó el canto “La guadalupana” durante el momento de la comunión, mientras que la mezzo-soprano Marlen Mendoza-Khan interpretó en náhuatl la canción tradicional “Xochipitzahuatl–Santa María de Guadalupe”.

Más de mil personas asistieron al oficio celebrado en el mítico templo gótico que acoge esta misa desde el año 2000 y que concluyó con una procesión a la capilla que la virgen morena tiene en un ala de Notre Dame, en la que se procedió a la bendición de los niños, mientras la comunidad mexicana cantó varias canciones.

Numerosos fieles se postraron a rezar ante la virgen y para colocarle flores en su capilla, en la que también hay una imagen de San Juan Diego, banderas de México y veladoras con su imagen. En ese lugar, los mariachis cantaron el tema “Cielito lindo”, acompañados de un emocionado público.

Por primera vez en años, y pese al fuerte frío que se sentía esta noche en París, el grupo de mariachis que amenizó la misa salió a cantar al atrio de Notre Dame canciones típicamente mexicanas como “El rey” y “El mariachi loco”.

Minuto a minuto

Toda la sección