Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 21 de enero de 2019

Revela Cabrero intentos de extorsión a miembros de la iglesia católica

Array

Foto: Archivo

Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí, reveló que haces tres días intentaron extorsionar vía telefónica a varias monjas de la congregación “Discípulas de Jesús”, a quien los delincuentes pretendían hacerles creer que él prelado había sufrido un robo y requería ayuda.

Después de concluir la misa dominical de mediodía en la Catedral Metropolitana, detalló que las religiosas narraron que al recibir la comunicación, el interlocutor reportó que supuestamente Cabrero Romero había sido asaltado y que él lo ayudaría sin problema, pero para ello necesitaba le depositaran mil pesos.

El prelado potosino explicó que tras el suceso delictivo tuvo que hablar con las reverendas para aclarar los hechos, pues sus colaboradoras son muy crédulas ante ciertas situaciones de esta índole.

De acuerdo con el jerarca de la grey católica local, se denunció el incidente al número de emergencia 911 y en donde las religiosas comunicaron el número de quien pretendía extorsionarlas.

“Sobre mi persona ha habido extorsión, pero se la hacen a religiosas. Por ejemplo, hace unos días recibe, avisan a unas religiosas que el obispo fue asaltado y que no tiene quien vaya por él, que ellos (los extorsionadores) se están ofreciendo y que si gustan enviarles dinero para ir por el obispo”, relató.

Por lo anterior, Cabrero Romero recomendó a la ciudadanía estar atenta a ese tipo de llamadas, pues durante las fiestas decembrinas tienden a incrementarse dichos ilícitos vías telefónica.

Aunque luego de concluir la ceremonia, bajar del altar y ser custodiado por un hombre que estuvo detrás de él mientras atendía a feligreses lo saludaban y le solicitaban la bendición, en entrevista negó que el varón sea su guardia de seguridad personal, sino que es el chofer que lo traslada a diferentes actividades religiosas.

“Es la persona que ordinariamente que a uno se le ofrece desde el obispado para la atención de uno, pero sí tiene que mirar porque pues no sabemos ya, sin en algunas ocasiones cómo se entra o con qué intenciones se entra a la iglesia”, comentó.

La presencia del “chofer” destacó este mediodía, porque al concluir el rito estuvo detrás del arzobispo, justo como lo hacen los guardias de funcionarios gubernamentales, aunado a que en otras ocasiones no estaba presente el hombre.

Minuto a minuto

Toda la sección