Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 23 de enero de 2019

Diez razones para comer ajo

Array

El ajo es uno de los alimentos que no es del agrado de todos pues su sabor es fuerte y puede resultar desagradable. Sin embargo, por sus propiedades puede ser muy beneficioso ya que, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, es buena fuente de yodo, fósforo, potasio y vitamina B6, entre otros. Aunque para obtener todos estos nutrientes la recomendación es que se coma crudo.

Y aunque su sabor no te encante, puede ayudarte en algunas situaciones ya que es uno de los alimentos más utilizados en la medicina tradicional, es por ello que en “Menú” de EL UNIVERSAL traemos diez razones para comer ajo:

1. Formación de huesos y tejidos.

De acuerdo con el Doctor Mercola, el ajo es una rica fuente de manganeso y nos aporta el 23% del consumo diario requerido de éste. El manganeso ayuda a absorber el calcio y con ello se facilita y mejora la formación de tejidos y huesos.

2. Es bajo en calorías.

Es bajo en calorías pues por cada 100 gramos obtenemos 118 kcal; la recomendación diaria para hombres es de 2 mil diarias y mil 800 para mujeres.

3. Ayuda a reducir el envejecimiento.

Como señala el Instituto Nacional de Salud, gracias a los antioxidantes del ajo, el envejecimiento se puede reducir ya que se protege del daño celular.

4. Disminuye el riesgo de Alzheimer.

El ajo es una rica fuente de antioxidantes y diversas investigaciones han relacionado a los antioxidantes con una mejora en la memoria ya que se previenen el daño oxidativo.

5. Previene inflamaciones estomacales.

De acuerdo con el Fideicomiso de Riesgo Compartido, comerlo puede ayudar a prevenir las inflamaciones estomacales por su efecto diurético.

6. Beneficia al intestino.

Por si fuera poco, también ayuda a eliminar las bacterias del intestino ya que las mata y evita su crecimiento y la formación de las mismas. Un estudio del Instituto Nacional de Salud mostró que para este resultado se necesita que el ajo esté hervido.

7. Funciona como diurético.

De acuerdo con el Fideicomiso de Riesgo Compartido, es un diurético natural pues ayuda al cuerpo a eliminar líquidos y toxinas.

8. Reduce la presión arterial.

Reduce la presión arterial gracias a la producción de ácido sulfhídrico y, como lo indica el Fideicomiso de Riesgo Compartido, gracias a esta sustancia se mejora el flujo de la sangre en el cuerpo.

9. Ayuda a aliviar los resfriados.

Quizás este sea uno de los usos más comunes, esto se debe a la alicina del ajo que ayuda a tratar las infecciones provocadas por el resfriado. Un estudio publicado en el Instituto Nacional de Salud mostró que comerlo no solo combate el resfriado, sino que si ya te dio, ayuda con la rápida recuperación.

10. Nivela el colesterol en la sangre.

Un estudio del Instituto Nacional de Salud explica que el ajo en suplemento, en polvo o en diente, ayuda a reducir los niveles de colesterol un 12% más sobre los placebos. Estos resultados se vieron incluso después de seis meses en los voluntarios.

Minuto a minuto