Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 18 de enero de 2019

A partir de 2022, Ford incorporará tecnología celular de vehículo a todo

Los vehículos podrán comunicarse entre sí para negociar cuál tiene el derecho de paso

Agencias

En 1868, el ingeniero inglés John Peake Knight inventó el primer semáforo del mundo para ayudar a las personas a moverse a través de una intersección congestionada de Londres que se había vuelto peligrosa para los peatones debido a la popularidad de los carros tirados por caballos.

150 años después, en Ford, nos complace seguir avanzando en este tipo de pensamiento comprometiéndonos a implementar la tecnología celular de vehículo a todo, o C-V2X, en todos nuestros nuevos modelos de vehículos en los Estados Unidos a partir de 2022.

C-V2X es una tecnología de comunicación inalámbrica que puede “hablar” y “escuchar” a vehículos, personas e infraestructura de gestión de tráfico con equipos similares, como los semáforos para transmitir información importante y ayudar a que la movilidad de la ciudad sea más segura y menos congestionada. Planeado junto a la red celular 5G de rápida construcción, el C-V2X permite la comunicación directa entre los dispositivos conectados, lo que significa que no es necesario que una señal viaje primero a una torre celular, lo que permite a los vehículos enviar y recibir información rápidamente. En última instancia, permite a los conductores saber qué les espera, incluso antes de que tengan que encontrarlo.

Navegar por paradas en cuatro direcciones es mucho más fácil con C-V2X, por ejemplo, ya que los vehículos podrán comunicarse entre sí para negociar cuál tiene el derecho de paso . De la misma manera, un automóvil involucrado en un accidente puede transmitir su estado a los vehículos que se aproximan, avisándoles con anticipación de una situación potencialmente peligrosa. Incluso un peatón equipado con un teléfono móvil podría transmitir su ubicación a otros vehículos, asegurándose de que todos en la carretera estén al tanto de las personas que pueden estar fuera de su línea de visión directa.

Mientras tanto, la comunicación con la infraestructura, como los semáforos y las señales de tráfico, significa que las ciudades tienen maneras aún más fáciles de asegurarse de que los conductores obtengan la información que necesitan para moverse con mayor libertad y seguridad. Con C-V2X, un semáforo puede enviar señales que alertan a los conductores sobre cuándo se volverá verde o rojo, o si un conductor corre el riesgo de correr una luz roja.

Las señales de tráfico podrían proporcionar una advertencia anticipada de accidentes recientes o proporcionar más contexto con respecto a la construcción de carreteras, dando a los conductores la oportunidad de desviarse o moverse con mayor seguridad a través de las zonas de trabajo. Además, las ciudades podrían incluso utilizar esta tecnología para permitir que los vehículos inteligentes “hablen” con los sistemas de gestión de tráfico inteligentes para crear sistemas de transporte que fluyen mejor.

Para fines de 2019. C-V2X funcionará con Ford Co-Pilot360 ™, el paquete avanzado de asistencia al conductor y características de seguridad estándar en toda América del Norte en nuevos turismos, SUV y camiones, incluido el F-150, en adelante.

Minuto a minuto