Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 18 de enero de 2019

Amagan 70 agencias de viaje con suspender tours a Chichén Itzá

El Universal

Un promedio de 70 agencias de viajes y operadores de turismo afiliadas a la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes de Quintana Roo (AMAV), frenarán sus servicios a la zona arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán, si el gobierno de aquella entidad no rectifica el incremento del 100 por ciento en la tarifa para que vacacionistas extranjeros accedan a dichos vestigios arqueológicos.

El gobierno de Mauricio Vila aplica desde este año, a través del Patronato de Unidades Culturales y Turísticas de Yucatán (Cultur), el cobro de 480 pesos a turistas extranjeros que deseen ingresar a la zona arqueológica, es decir, el doble de la tarifa anterior, que ascendía a 242 pesos.

“Además de ser excesivos y fuera de toda lógica, esos cobros son inadmisibles e inaceptables”, expresó el presidente de la AMAV-Quintana Roo, Sergio González Rubiera, quien dijo que de ser necesario, a partir del lunes iniciarán un “boicot” para reducir o suspender totalmente la comercialización de los tours hacia la zona.

El empresario manifestó que las 70 agencias afiliadas al organismo proveen el 70 por ciento de turistas que visitan Chichen Itzá, anualmente, lo que equivale a poco más de dos millones de vacacionistas.

“No es aceptable un cambio tan dramático en precios, sin ningún aviso con antelación, toda vez que los paquetes y excursiones han sido cotizados con mucha anterioridad y en muchos casos, vendidos a los turistas que nos visitan con meses de anticipación.

“Un cambio de precios de un día al otro, nos deja en total indefensión teniendo que absorber las pérdidas económicas que ello implica”, dijo el empresario, citando una carta que le dirigieron al gobernador Vila Dosal.

Explicó que los mercados emisores de turistas son “sumamente sensibles” a los cambios de precios, además de que consideró que los cambios drásticos -de un día para otro y sin justificación- no pueden ser tolerados.

Otro detalle, estriba en las quejas que, durante años, las agencias de viaje quintanarroenses han manifestado sobre las condiciones del servicio que ofrece Cultur: Falta de información, deficientes servicios en el sitio arqueológico y “carencias que no van acorde ni con las tarifas que cobran, ni con el volumen de turistas-clientes que les generamos”.

González Rubiera sostuvo que el incremento es un “atentado”, “un nuevo golpe” a la industria turística; “una barrera”, “un obstáculo” que se suma a otros desafíos que enfrenta el turismo y que dificulta mantener la calidad y volumen de visitantes, inhibiendo la competitividad.

Por separado, el Consejo Nacional de Exportadores de Servicios Turísticos (Conextur), con sede en la Ciudad de México, dirigió también un escrito al gobernador Vila Dosal, en el cual manifiesta su sorpresa ante el aumento autorizado para acceder a los vestigios arqueológicos yucatecos.

Arnaldo Pinazzi, presidente del organismo, manifiesta en él que se ignora cuál será el destino de los recursos, tomando en cuenta que se aprobó un presupuesto a Cultur, de 171 millones 998 mil 400 pesos.

El empresario menciona que en 2018 el Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH) cotizó el acceso a Chichén Itza en 70 pesos, mientras que los servicios adicionales que proporciona Cultur, costaron 92 pesos adicionales para mexicanos y 172 pesos más para turistas extranjeros.

De este modo -precisa- el turista nacional terminó pagando 162 pesos, y el visitante extranjero, 242 pesos. “Hay que hacer notar que, por disposición oficial, el domingo nadie pagó al INAH… porque Cultur lo mismo cobró la tarifa durante ese año”.

Pinazzi reclamó que Cultur no hace visible las obras de mantenimiento, reparación, renovación o de cualquier naturaleza en los paradores turísticos de Yucatán, que abonen a justificar un aumento a las tarifas.

También criticó el doble cobro para entrar y de plano señaló que “no se entiende que por ir a orinar o a defecar se tengan que pagar más de 330 pesos”, tomando en cuenta que sólo en Yucatán existe se paga dos veces para acceder a un mismo sitio.

“No es sensato que una entidad local se haga pagar siete veces más por unos servicios que en otras entidades están incluidos en el coste de la entrada”, reprochó.

Minuto a minuto