Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 18 de enero de 2019

Estilo Nórdico

Tendencia que se actualiza cada año

Agencias

Ni minimalista ni recargado, sino buscando la belleza en la sencillez y la calma de sus interiores. Huye del desorden y piensa que las piezas principales deben ser muebles con alma eterna, capaz de sobrevivir a modas, gracias tanto a la calidad de sus materiales como a sus líneas.

Aunque pueden mezclarse con elementos de temporada, que los actualicen.

Ten en cuenta que la naturaleza es la principal inspiración, con sus elementos naturales y sus formas orgánicas.

LUZ
El elemento imprescindible.

Estamos ante un básico de la decoración nórdica. Sin ella, el mundo y nuestra casa con él, se vuelve triste y fría.

Para crear un buen proyecto lumínico distribuye diferentes puntos de luz por toda la vivienda.

Así, podrás crear varios ambientes y una atmósfera cosy muy acogedora.

Cuida tus ventanas para potenciar al máximo la luz natural y para que entre en casa, recomiendan desde Shopnordico.

Calidez
Para que sea perfecta, emplea luces cálidas, huye de las blancas y no te olvides de las posibilidades de las velas.

Con esta propuesta los grandes y bellos ventanales dejan que la energía y alegría del sol se expandan por el salón.

Las paredes en gris, uno de los colores más chic de esta temporada multiplica su poder vitalista.

TEXTURAS
Universo de texturas. Para dar un mayor movimiento y fuerza a tus ambientes nórdicos juega con la mezcla de texturas, logrando estilosas composiciones que, gracias al contraste, aporten un plus de personalidad.

Prueba a combinar madera y fibras naturales con cerámica, metal y porcelana, incluso con algún elemento dorado, que este año viene dispuesto a desbancar al cobre.

También combina telas, aunque evitando los textiles sintéticos, ya que no tienen cabida en esta tendencia.

En este ambiente conviven pelo, madera, lana, mimbre y piel en perfecta armonía.

GEOMETRÍA
Rombos, triángulos y rectas pueden dar mucho juego y poner una nota divertida a la sencillez de este estilo “deco”.

Prueba a incorporarlos en papeles pintados y textiles y no seas tímida con las combinaciones, ya que, en el universo geométrico, casi, todo vale, siempre que sea atrevido y fresco.

ACOGEDOR
Aunque estamos ante un estilo sencillo, no es por eso frío y descuidado, sino cálido y acogedor.

La clave está en los materiales naturales, el suelo de madera es un básico, sus colores y, especialmente, en los complementos.

Procura, eso sí, dejar que los diferentes elementos respiren, abre las estancias a los visitantes y huye de los espacios demasiado compartimentados: la comunicación visual proporciona sensación de hogar.

PIEZAS
Aunque pueda parecerte algo lineal, sé atrevida, ya que el diseño es siempre un acierto en el estilo nórdico.

PLANTAS
Pon plantas en todos los rincones.

Y flores, ya que los arreglos son capaces de dar estilo, color y alegría a tus estancias.

El estilo nórdico vive y disfruta del exterior, tanto dentro como fuera de casa.

Por eso, no dudes en traer la frescura del aire libre a tus espacios, mediante plantas en tus rincones preferidos y centros en puntos estratégicos, como la mesa de comedor, sobre la chimenea o en la consola del recibidor.

No importa el tamaño del ramo, pero pon en todos los espacios, incluido el baño, un florero.

Si no tienes mano verde, las suculentas y los cactus son tu opción.

Minuto a minuto