Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 17 de enero de 2019

Helicópteros se unen a operativos contra el huachicoleo

AP
A Pemex security truck follows a loaded fuel tanker carrying gasoline destined for zones suffering fuel shortages as it leaves a Petroleos Mexicanos, or Pemex, fuel depot and distribution center in the port city of Veracruz, Mexico, Wednesday, Jan. 9, 2019. A fuel scarcity arose after President Andres Manuel Lopez Obrador decided to close government pipelines riddled with illegal fuel taps drilled by thieves, and instead deliver gas and diesel by tanker trucks. (AP Photo/Felix Marquez)

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha enviado helicópteros y 4.000 soldados para que vigilen los oleoductos y depósitos de combustible del país como una medida contra el enorme robo de combustible.

Los helicópteros buscan a pandillas organizadas que perforan grifos ilegales a ductos subterráneos que distribuyen gasolina y diésel.

En las gasolineras de Ciudad de México y los estados circundantes continuaban el viernes las largas filas en momentos en que los camiones cisterna batallan para suministrar combustible que suele distribuirse por los oleoductos.

La mayoría de los mexicanos comprenden la necesidad de tomar medidas severas contra el robo de combustible que representa una pérdida de 3.000 millones de dólares al año, pero el desabasto empezaba a colmar su paciencia.

El director de la Confederación Patronal de la República Mexicana dijo que las pérdidas económicas por el desabasto de combustible alcanzaron los 60 millones de dólares debido a demoras en la distribución de bienes y trabajadores.

Gustavo de Hoyos dijo que “es una medida emergente, pero que no puede mantenerse por más tiempo”.

Minuto a minuto