Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 20 de febrero de 2019

Disciplina positiva en los niños

Agencias

Uno de los grandes temas que nos ocupan con los niños es el de la disciplina.

Todos quienes somos padres queremos encontrar el equilibrio exacto que nos permita establecer límites y lograr que nuestros hijos los respeten, sin tener que llegar a extremos que nos hagan sentir culpables y sin dañar nuestra relación con ellos.

La tarea no es fácil, es un proceso de ensayo y error en la que debemos hacer ajustes continuos.

ALTERNATIVAS
Una visión que nos ofrece grandes alternativas es la disciplina positiva, que se basa en el amor, respeto, comprensión y toma en cuenta tanto las necesidades de los niños como las de los padres.

VÍNCULO FAMILIAR
Esta, además, bien aplicada logra reforzar el vínculo afectivo.

Por eso, a continuación, te ofrecemos algunas ideas y técnicas para aplicar la disciplina positiva con los niños teniendo en cuenta su edad.

DESDE BEBÉS
Casi desde el momento en el que los niños nacen podemos empezar a aplicar algunos consejos de disciplina positiva.
Estos son algunos de los que se deben tener en cuenta.

EJEMPLO
Modelarle con tu ejemplo. Los bebés aprenden lo que ven, por lo que tu ejemplo es clave.

Cuida mantener tu tono de voz suave, trata de no perder el control de las situaciones y procura ser un permanente modelo positivo para él.

DISTRAERLO
Si tu bebé está llevando a cabo alguna conducta peligrosa o lo ves a punto de hacer un berrinche por algo que desea o que ha perdido de vista, prueba a distraerle súbitamente con algún estímulo nuevo.

Verás que es bastante fácil y puedes ahorrarte un momento de llantos y regaños. Ambos lo agradecerán.

CUIDA EL LENGUAJE
Trata de reservar el “no” para situaciones muy peligrosas o indeseadas; para lo demás trata de usar frases en positivo.

CONSISTENTE
Las cosas que un bebé tiene permitidas y las que no, no pueden depender de nuestro estado de ánimo.

Por ejemplo, si no le permites jugar con el control remoto de la tele, no debes permitirlo en ningún momento, aunque sea para distraerle; asegúrate de cambiarlo por algún juguete que pueda usar siempre.

ESTRATEGIAS
Según los niños van haciéndose mayores, debemos incorporar otras estrategias de disciplina positiva que respondan a su comportamiento y nivel de desarrollo.

Ten en cuenta los siguientes consejos.

MANTENERTE FIRME
Normalmente conforme van creciendo, los niños empiezan a probar lo que está permitido y lo que no.

No se trata de algo que hagan para sacar lo peor de ti, sino simplemente están experimentando. Mantente firme en los comportamientos NO permitidos y trata de distraerle con otra cosa para no dejar que avance a una situación más complicada.

ANTICIPARTE
Mantente atento a reconocer las señales que preceden un berrinche y trata en la medida de lo posible adelantarte a ellas.

Hay momentos clave, como cuando tienen hambre o sueño o se encuentran muy cansados.

COMPORTAMIENTOS NEGATIVOS
Una vez que le has dejado claro que no puede hacer determinada cosa, como jugar con algo peligroso, él probablemente empezará a llorar o a tener una rabieta.
Asegúrate de que no se haga daño y prueba a ignorar ese comportamiento si es posible; esto muchas veces hará que la conducta se extinga sola.

Minuto a minuto