Médicos de Costa Rica realizan innovadora sustitución de esófago

Médicos de Costa Rica realizan innovadora sustitución de esófago

Médicos del estatal Hospital San Juan de Dios de Costa Rica realizaron una innovadora sustitución de esófago con intestino delgado a un paciente de 23 años, quien tenía un problema de salud que le afectó ese órgano, informó este jueves una fuente oficial. 

Las autoridades médicas explicaron en una videoconferencia de prensa que se trató de un procedimiento muy complejo que ameritó horas de planeamiento para la intervención quirúrgica y que registra una baja casuística a escala mundial. 

"Para ser una sustitución de esófago con intestino delgado implica una cirugía que es muy compleja que en estas latitudes latinoamericanas prácticamente no se había realizado. En Estados Unidos y en algunos países de Europa y Asia sí", explicó a los medios el cirujano de tórax del hospital, Ricardo Alfaro. 

En la cirugía, que se prolongó por 12 horas, participaron alrededor de 20 profesionales de diversas disciplinas entre ellos un microcirujano, intensivistas, anestesiólogos y otros. 

"Lo riesgoso del procedimiento consistía en quitar el esófago y el estómago dañados y en su lugar colocar otro órgano, en este caso un segmento del intestino delgado. Para lograrlo se debía además unir los vasos sanguíneos de un órgano con los de otro distinto, algo parecido a un trasplante, y eso era todo un reto. Además de eso hubo que cortar varios fragmentos de la pared torácica y darle continuidad al intestino a nivel abdominal", dijo Alfaro. 

El paciente ingresó al centro médico con severas afectaciones en su tracto digestivo: el esófago y parte del estómago. El pronóstico era quedar con secuelas permanentes como la imposibilidad de alimentarse por la boca, esto debido a que el esófago y parte del estómago se cerró, lo que no permitía el paso de los alimentos.  

Al tratarse de una persona joven, el equipo optó por tomar una decisión riesgosa, pero que significaba la mejor alternativa para mejorar la calidad de vida del paciente de forma definitiva. 

El paciente, cuya identidad no fue revelada, se mostró contento porque la recuperación ha sido "favorable" y con el paso del tiempo cada vez iba comiendo un poco más hasta que llegó el momento que podía comer el doble de lo que me servían. 

Las autoridades indicaron que desde que fue hecha la cirugía, el pasado 5 de agosto, se ha realizado un control estricto de la evolución del paciente, con múltiples estudios postoperatorios para ver que todas las uniones internas entre los intestinos hayan resultado adecuadas.