El fuego quema mobiliario de cuatro cuartos