Once desacatos a la autoridad de Federación Mexicana de Natación




El cuerpo directivo de la Federación Mexicana de Natación (FMN) está involucrado en un escándalo de corrupción avalado por las administraciones de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), tanto la del sexenio de Enrique Peña Nieto como la actual, en la que hace unas semanas, Ana Gabriela Guevara fue nombrada como directora.
Según consta en expedientes de la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte en México (CAAD) de los que EL UNIVERSAL Deportes tiene copia, la FMN acumula 11 desacatos por abusos y arbitrariedades ante una atleta menor de edad, Ana Karen Mendoza Damken, de la vicepresidenta de Nado Sincronizado, Norma Plata Vázquez así como a las entrenadoras Adriana Loftus y Ruth Lima, avaladas todas estas por el presidente del organismo Kiril Todorov. El primer hecho violatorio se cometió en 2009, cuando Mendoza era menor de edad.
Los expedientes DA605/2014 del segundo Tribunal Colegiado en materia administrativa en la Ciudad de México y en el juicio de nulidad de la sexta sala regional metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa 30875/12-17-06-7, los magistrados declararon cosa juzgada los hechos violatorios a Mendoza por lo que la CAAD solicitó a Todorov justificar la exclusión de la atleta, lo cual hasta el día de hoy no ha hecho. Por lo anterior se le han acumulado 11 desacatos a la autoridad.
La CAAD, al no tener facultad para sancionar, lo envía a Conade para que sus funcionarios inicien el proceso de sanción, el cual es muy claro, como se puede observar en los documentos en posesión de EL UNIVERSAL Deportes y que va hasta la suspensión temporal o definitiva de la FMN de su inscripción al Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (SINADE). Lo anterior significa que el pleno de la CAAD pidió directamente al director general de Conade la suspensión temporal o definitiva de la FMN, lo que se traduce en que actualmente la federación de natación no debería recibir recursos del erario público.
En cuanto a Todorov, debido a los desacatos, no cumple con los requisitos de elegibilidad para ocupar cargo en un Consejo Directivo en cualquier Asociación afiliada o reconocida por la Conade, no solamente la FMN, pero se ha violentado la Ley General de Cultura Física y Deporte, que considera infracciones "muy graves" las violaciones por incumplimiento y violación a los estatutos de la Federación de Natación en cuanto a la elección de sus cuerpos directivos, lo cual ha sucedido, evidentemente, ya que sigue ocupando la posición de presidente.
Cada desacato se oficializó tres días después de que la CAAD enviara un oficio a la FMN en el que pedía explicara por qué la atleta Ana Karen Mendoza Damken había sido excluida arbitrariamente del equipo de primera fuerza de nado sincronizado. El lapso para responder y explicar era de tres días al momento de la recepción de dicho documento, y fue en todas las ocasiones que les fue notificado, ignorado por el presidente Todorov y su grupo de trabajo, pero también por la Conade que debió, como establece la ley, sancionar a la FMN.
La Ley General de Deporte es clara, el artículo 112 en su II fracción establece que en caso de desacato de los acuerdos, laudos y resoluciones de la CAAD, se considera infracción grave. Es por eso que la Conade debió sancionar a Todorov con suspensión temporal o definitiva del Sinade, amonestación pública y lo más importante con el desconocimiento de la su representatividad, tal como lo establece el artículo 152 de la misma ley.
En la Federación de Natación ya se deshicieron de parte equipo de entrenadoras de Nado Sincronizado que no estaban de acuerdo con la presidencia, despedidas y liquidadas después de una actuación sobresaliente en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, Colombia, el año pasado.
Kiril Todrorov fue electo presidente de la FMN el 28 de marzo de 2009 para suceder a Javier Careaga, posteriormente ha sido reelegido en dos ocasiones, la más reciente en 2016 y que contempla estar frente a la natación mexicana hasta después de los Juegos Olímpicos de Tokio en el 2020. Esta última reelección fue escandalosa, ya que Todorov fue cuestionado por algunos presidentes de asociaciones de mal uso de los recursos económicos de la FMN, ante lo cual ordenó una asamblea exprés para obtener su reelección.