Los mexicanos los prefieren rojos (VIDEO)

Austero o de alta gama, a diésel o a gasolina, híbrido o eléctrico, SUV o deportivo, sedán o cupé, de motor turbo o normalmente aspirado, elegir un coche siempre tendrá un componente emocional en el que la geografía, el clima, las aspiraciones y hasta el mal agüero hacen diferencia: el color.

La Encuesta Nacional de Preferencia de Color Automotriz de Axalta Coating Systems, proveedora global de recubrimientos, en 2019 mostró que el 20% de los propietarios de vehículos mexicanos prefieren los automóviles rojos, y más del 50% de los estados en México incluían el rojo entre sus 3 principales preferencias de color. 

La encuesta también destacó que los automóviles de dos tonos han ido ganando popularidad, con un 22% de los encuestados que dicen que están abiertos a experimentar con combinaciones de colores, particularmente entre los millennials (de 25 a 35 años).

Desde hace cinco años, Axalta revela un color tendencia para la industria automotriz, Este año fue el Sahara, un tono "bronce dorado" como lo define la firma. Sus elecciones nacen de encuestas y observación social en muchos países. Este año, levantó su primera encuesta entre consumidores mexicanos. Antonio Macías, Director de Tecnología de Axalta México, reveló que el resultado arrojó el rojo como una opción de color emergente entre los compradores de automóviles mexicanos "debido a su vitalidad, así como a la potencia y la fuerza que irradia, particularmente en los automóviles deportivos. También vimos una tendencia emergente y apertura a dos tonos entre los consumidores milenarios".

Axalta explica que el rojo es un color tradicional y simbólico en la historia mexicana, ya que era un tono distintivo para las culturas prehispánicas obtenidas del cochinillo (grana cochinilla ), para crear pinturas para códices y murales, y para teñir ropa y plumas.

La encuesta mostró también que el blanco sigue siendo la opción de color para los propietarios de automóviles en México y en todo el mundo, lo que es consistente con el 66° Informe de Popularidad Mundial del Color Automotriz de Axalta . Esto puede deberse a varios factores, como que es un color altamente reflectante y que repele mejor el calor.

Para la española SEAT, el sector del automóvil vive una constante revolución desde la movilidad eléctrica hasta la digitalización, pero hay algo especial en la compra de un vehículo que no cambia: elegir el color del futuro coche y lo que hay detrás de esa decisión.

El blanco gana

Es el rey a nivel mundial, según los datos de Axalta. Un 39% de los conductores en el mundo se decanta por este color, que encabeza el ranking por séptimo año consecutivo. Los datos coinciden con los de SEAT, cuyos clientes optan mayoritariamente por el blanco.

Pero para SEAT el dominio de esta tonalidad es diferente según la región. En Asia, por ejemplo, este color arrasa. Seis de cada diez coches que se venden en China son blancos. En cambio, en Europa y en Estados Unidos su cuota ronda el 25%, según Axalta.

En el caso de SEAT, en los diez principales mercados de la marca el blanco también se impone, con una excepción: Holanda, donde reinan el gris y el negro. La mayor cuota del blanco en los principales mercados de SEAT se la lleva España, con un 45% de las ventas.

"Es un color limpio, versátil y que en países con mucha luminosidad y calor en verano refleja la luz del sol, como las casas de las islas mediterráneas, que son blancas y ayuda a un mejor bienestar, razona Jordi Font, del departamento de Color&Trim de SEAT.

El negro y el gris, detrás: el negro es el segundo color a nivel mundial, con un 16% de cuota. Pero de nuevo las diferencias por países son muy significativas. En Japón el 22% de los vehículos son de esta tonalidad, mientras que la India es prácticamente inexistente, en parte por la creencia de que el negro concentra más calor. Para SEAT, en México el negro baja hasta la sexta posición de la lista. Y como curiosidad, se trata de un color prohibido oficialmente en Turkmenistán, por asociarlo a la mala suerte.

En el caso del gris, un 11% de los clientes a nivel mundial lo eligen, empatado con el plata, según Axalta. Este último es especialmente popular en India, con un 30% de cuota. En el otro extremo, solo un 6% de los clientes chinos optan por el color plata. 

"Hay muchos factores que explican las diferencias entre regiones. Desde la climatología a colores que se asocian con buena o mala suerte, pasando por países donde el coche es todavía un símbolo de estatus y por lo tanto los clientes optan por colores más elegantes. Es por eso que diseñamos formulaciones complejas para darle un valor más al cliente para escoger un color perfecto para su forma de ser. No podemos olvidar que el cliente escoge el modelo y el color, siempre por este orden", razona Jordi Font de SEAT.

Las particularidades de cada región son aún más evidentes. Por ejemplo, en Europa y Estados Unidos, el azul ocupa un puesto destacado, con un 10% de cuota, mientras que en China es prácticamente inexistente.  

También es básico el tipo de coche. "Un deportivo no tendrá la misma gama cromática que un SUV, que precisa de tonos más vinculados a la tierra y a la naturaleza. Los coches pequeños pueden tener tonos más llamativos y homogéneos, mientras que los vehículos más grandes tienen tendencia a los oscuros metalizados", según Font. Por ejemplo, el 34% de los SUV de lujo en Europa son negros, mientras que en el caso de los compactos ese porcentaje se reduce a la mitad. En cambio, solo un 3% de los clientes de SUV lujosos optan por el rojo, un porcentaje que en el caso de los compactos se eleva al 10%.