Pareja apunta armas a manifestantes

Pareja apunta armas a manifestantes

San Luis, Missouri.- Una pareja de raza blanca que se plantó frente a su mansión en San Luis y apuntó armas de fuego hacia manifestantes cuando éstos se dirigían a la residencia de la alcaldesa para exigir su renuncia apoya al movimiento Black Lives Matter y no quiere convertirse en héroes para quienes se oponen a la causa, dijo su abogado el lunes. 

En un video publicado en línea se ve a Mark McCloskey, de 63 años, y a su esposa Patricia, de 61, de pie frente a su hogar en el adinerado vecindario Central West End de la ciudad. Se puede escuchar que el hombre grita mientras sostiene un arma larga. Su esposa aparece a su lado empuñando una pistola.

Mark McCloskey le dijo a la televisora KMOV-TV que él y su esposa, ambos abogados especializados en casos de lesiones personales, se vieron ante una "turba enardecida" el domingo por la tarde en su calle privada y temieron por sus vidas.

Las autoridades no presentaron cargos contra la pareja. La policía informó que continúan las investigaciones sobre el incidente, al cual catalogó como un caso de invasión a propiedad privada y agresión por intimidación contra la pareja de parte de los manifestantes en una multitud racialmente diversa.

Sin embargo, la fiscal de circuito Kimberly Gardner emitió un comunicado horas después en el que describió de forma diferente lo que sucedió y dijo que su oficina trabajaba con la policía para investigar la confrontación.

"Estoy alarmada por los eventos que ocurrieron durante el fin de semana, en donde manifestantes pacíficos fueron recibidos con armas de fuego y una agresión violenta", dijo. "Debemos proteger el derecho a manifestarse pacíficamente, y cualquier intento de desalentarlo mediante intimidación o amenaza del uso de fuerza letal no será tolerado". 

Los manifestantes estaban molestos con la alcaldesa Lyda Krewson por haber leído en voz alta los nombres y direcciones de varios ciudadanos que escribieron cartas en que exigían que se dejara de subvencionar al departamento de policía de la ciudad. El grupo de al menos 500 personas marchaba coreando "¡Renuncia, Lyda! Llévate a los policías contigo!", publicaron medios noticiosos.