Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 21 de enero de 2019

Más notas

La Universidad Vizcaya de las Américas logró hoy en el municipio mexicano de Saltillo el récord Guinness a la rosca de reyes más grande del mundo con 2.065,43 metros.

“Fue una rosca de 2.065,43 metros que rompe el pasado récord en Suiza de 973,24 metros, en 2011”, dijo a Efe el adjudicador oficial del Guinness World Records para América Latina, Carlos Tapia.

De acuerdo con Tapia, en la elaboración de este típico dulce para el día de los Reyes Magos participaron hasta 300 voluntarios, que trabajaron desde el 2 de enero en jornadas de hasta 14 horas.

“Han puesto el listón muy alto, pero no dudo que nos estén contactando” en los próximos años para batir el récord, apuntó.

En Saltillo, capital del norteño estado de Coahuila, la universidad recibió el apoyo del municipio para la fabricación de esta filigrana de repostería.

Rolando Franco, director de Vinculación del centro educativo en su campus de Saltillo, relató a Efe que la rosca está conformada por los ingredientes propios de este manjar; harina, azúcar, leche, huevos y frutas.

La universidad tiene la tradición, desde hace unos cinco años, de fabricar enormes roscas de reyes. Pero esta supuso todo un reto por su magnitud, explicó.

Tras días de preparación, este domingo se logró la certificación del récord Guinness, y miles de comensales devoraron pronto la rosca de reyes, que tenía de ancho alrededor de diez centímetros.

“Se instaló (la rosca), se colocó y se invitó a toda la ciudadanía a ser partícipe del logro y del manjar. Vinieron más de 3.000 gentes”, celebró Franco.

Por su longitud, en la rosca se escondieron hasta 7.000 muñequitos que representan al niño Jesús.

Según la tradición mexicana, al que le toca esta figura deberá invitar a tamales el próximo 2 de febrero, en el Día de la Candelaria.

Saltillo logra el récord Guinness a la rosca de reyes más grande del mundo
Foto: El Universal

METEPEC, Méx. (EL UNIVERSAL).- Roscas a la medida de las necesidades de la gente, así se presenta la panadería artesanal y familiar Panía, que ofrece a los consumidores preparar roscas con miel de agave, estevia y las veganas, sin mantequilla o leche, explicó María Fernanda Díaz, propietaria del negocio.

Comentó que tienen dos años como panadería formal; desde hace cinco aprendió a hornear porque se negaba dar a sus hijos pan comercial con “conservadores y perjudicial”.

Fue así como estableció su negocio, que este año tiene como meta la venta de 300 roscas con diferentes tamaños, que van desde las que tienen dos niños, las de cinco y 15 muñequitos dentro; también hay diversos sabores y decorados, las más famosas son con conejitos de chocolate y que tienen el decorado del mismo sabor, las que tienen té verde hecho polvo o matcha con almendras, hay algunas rellenas de avellana y las tradicionales con frutas secas, acitrón, además de azúcar, aunque preparan las combinaciones diseñadas por el cliente.

“Por ejemplo, el otro día una persona me llamó para decirme que ninguna de mis opciones le atraía y pidió una rellena de queso crema con fresas y el decorado de chocolate, entonces, sin problema, puedo hacer eso.

“Porque la idea es que se convierta en una panadería en la que podamos diseñar lo que se nos antoja, sentir que podemos aportar ideas y que ese resultado tendremos en casa para comer”, especificó.

Es un lugar pequeño, acogedor, dicen los clientes, en donde el ambiente entre los cuatro trabajadores (incluida la dueña) parece atraer al público, dijo Mafer —como la llaman en el negocio—, pues desde que inició con su panadería ha mantenido y crecido en la preferencia del público, que incluso llega de otras localidades, no sólo de Metepec.

Para todos los gustos. “Por ejemplo, si nos piden pan para diabético o que tenga un decorado especial, que lleve menos o más azúcar, podemos hacer lo que nos pidan, es pan para sus necesidades”, apuntó.

Las nuevas combinaciones o modalidades de rosca surgieron con base en lo que le ha pedido la gente, por ejemplo, el té verde que la gente busca porque está de moda y observaron que atrajo el interés de los clientes cuando lanzaron la concha con costra de este sabor, por eso ideó llevarlo al pan de la rosca y que ahora es una sensación entre los compradores.

En el caso de las decoradas con pura azúcar, dijo que la pensó así, o combinadas con chocolate, porque muchas personas no quieren el dulce de las frutas secas o el acitrón, y las de avellana, desde el año pasado, observaron que la gente las busca porque el sabor combinado con el pan de naranja les da una opción distinta.

“Lo que busco es elaborar pan con ingredientes de la mejor calidad, porque si la gente va a pecar, que lo haga bien o sano, por ejemplo, tratamos de poner un porcentaje menor de azúcar o el pan diseñado para los veganos que no comen productos animales. El objetivo es ser artesanal, que no hagamos producciones masivas que pierdan la calidad”, subrayó.

Los precios son de 200 a 300 pesos, según los elementos que pida el cliente y pueden hacer los pedidos por Facebook, pero el objetivo es que la gente acuda al lugar para que diseñe su propio pan, con la meta de entregar un producto rico, aunque diferente.

En Metepec preparan hasta roscas veganas

El consumo del mezcal crece en México y en el mundo, pero hay que seguir trabajando, pues actualmente se exporta en alrededor de 60 países, entre los que destacan Estados Unidos, España, Francia e Inglaterra, informó Tradex Exposiciones.

El mezcal es una bebida consumida por los mexicanos que lo ha llevado a ser el brebaje nacional con mayor valor en el país, al tener un precio promedio por botella de 400 pesos, señaló la organizadora de eventos y expos en un comunicado.

Refirió que de acuerdo con el Consejo Mexicano Regulador de la Calidad del Mezcal, existen más de 20 variedades de agave para su producción, entre las que destacan arroqueño, cenizo, cimarrón, espadín, estoquillo, lechuguilla, mexicano, papalometl, papalote, serrano, tepextate y madrecuixe.

“A nivel nacional, el mezcal cuenta con Denominación de Origen para 13 estados de la República: Durango, Guerrero, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas, Morelos, Estado de México, Aguascalientes y Puebla”.

Bajo el marco anterior, señaló, Oaxaca es el principal estado productor de mezcal al abarcar 87 por ciento de la producción nacional, sin embargo, solo comprende el 1.5 por ciento del volumen de bebidas alcohólicas en el país.

Así, el mezcal estará disponible dentro de la próxima Expo Café & Gourmet Guadalajara 2019, la cual se realizará del 21 al 23 de febrero en la capital del estado de Jalisco.

Mezcal, bebida con destino internacional

Los ejemplares de cobia cultivados en la bahía de Ilha Grande, en el litoral sur del estado brasileño de Río de Janeiro, reciben dos “baños” mensuales durante sus dos años de vida antes de llegar a las mejores cocinas de Sao Paulo y Río de Janeiro.

Se trata de un delicado y complejo procedimiento para evitar que se infecten con un parásito que les provoca ceguera y les impide que alcancen el peso ideal, por el que los restaurantes están dispuestos a pagar un precio adicional para acceder a las mejores cobias, un pescado escaso y de elevado valor comercial que por la calidad y el sabor de sus carnes también es conocido como “salmón negro”.

En un procedimiento que demora al menos 9 días, los 22.000 peces cultivados en la hacienda marina Costa Verde, frente a la costa de Ilha Grande y una de las mayores productoras de cobia en Brasil, son retirados uno a uno de las jaulas en redes en que son cultivados en el mar y depositados por cinco minutos en pequeños tanques con agua dulce para su tradicional “baño”.

“Los baños son complicados, exigen mucho trabajo y elevan el valor de la producción pero garantizan que la cobia que producimos alcance un peso de hasta 7 kilos por pescado en 2 años”, explicó a Efe la ingeniera en acuicultura Patricia Merlin, responsable por los cultivos de la hacienda Costa Verde.

La experta aclaró que el parásito que afecta su crecimiento no amenaza la salud del pez ni la del consumidor pero sí ciega al animal, le dificulta alimentarse y termina afectando su crecimiento.

El parásito Neobenedenia, asociado al aumento de la temperatura del agua, es una de las mayores amenazas a los cultivos de cobia en todo el mundo y causa elevadas pérdidas a los productores.

“El agua dulce elimina los parásitos y nos evita el uso de antibióticos u otras sustancias que pueden afectar la calidad del producto. Se trata de un tratamiento orgánico”, según la ingeniera.

La cobia (Rachycentron canadum), que en Brasil es conocido como bijupirá (pez bueno en guaraní), es uno de los peces marinos ideales para su producción en cautiverio por su rápida tasa de crecimiento, las características favorables de reproducción, sus carnes de buena calidad, la alta demanda en el mercado y el elevado precio.

Por contar con una carne blanca, consistente, rica en proteínas y Omega-3 y de sabor peculiar, puede ser servido de múltiples formas pero es ideal para ceviches, parrillas, sashimis y suchis.

Pese a que es un pez cosmopolita y conocido en las regiones tropicales de todo el mundo, su baja población salvaje, ya que acostumbra nadar solitariamente, hace inviable su pesca comercial.

Pero por su alto valor de mercado y la elevada demanda en países como Estados Unidos, China, Japón, Taiwán y Corea del Sur, la producción en cautiverio ha crecido significativamente, desde 30.369 toneladas en 2007 hasta unas 50.000 toneladas anuales en la actualidad, según datos de la ONU.

“En cautiverio ya es producido a larga escala en países como Panamá, Colombia y Taiwán. En Brasil tan sólo estamos comenzando”, explicó a Efe Carlos Kazuo Tonack, socio de Costa Verde.

“Comenzamos experimentando hace 6 años y nos sorprendieron los resultados. Habíamos experimentado con róbalo y con mero, pero demoran mucho en crecer. Con róbalo alcanzamos ejemplares de 350 gramos en un año y con mero 800 gramos en dos años. La cobia, en cambio, alcanza entre cuatro o cinco kilos en un año”, añadió.

Kazuo explicó que el propósito de Costa Verde no es producir cobia a larga escala para atender al mercado sino tan sólo producir ejemplares de alta calidad para atender la demanda de los mejores restaurantes de Río y de Sao Paulo.

“Tenemos además la ventaja de ofrecer el producto fresco en ambas ciudades con la entrega el mismo día del consumo”, agregó.

Las jaulas de Costa Verde tienen peces de todos los tamaños, hasta 30 kilos, estos últimos sólo usados como reproductores.

La hacienda produce actualmente 15 toneladas de cobia al año pero tiene planes para alcanzar las 25 toneladas en 2020.

Los ejemplares son vendidos con pesos de entre 3,5 y 7 kilos, para lo que son necesarios entre 18 y 24 meses de cultivo, y el pescado es colocado en los restaurantes a un precio promedio de 50 reales (unos 13 dólares) el kilo, un valor cuatro veces inferior al que llega a pagar el mercado minorista en Nueva York.

En Ilha Grande, la cobia es alimentada con excedentes de la pesca comercial de sardina, gracias a que su bahía cuenta con uno de los mayores puertos para el desembarque de sardina en Brasil, cuyas sobras pueden ser compradas a bajo precio.

Un pez al que bañan dos veces al mes se come en las mejores cocinas de Brasil

Algunas sopas son muy conocidas por ayudar a bajar de peso, pero ¿sabes por qué es así? La clave está en los ingredientes que contiene, es decir, las verduras.

Sopa de col. Es, probablemente, una de las sopas para bajar de peso más conocidas y más aplicadas. Consiste en una preparación con cebolla, pimientos verdes, tomate, apio, col, zanahorias y setas.

Esta sopa es muy baja en calorías; factor principal asociado con la pérdida de peso. Por su parte, el Doctor Mercola señala que la col es rica en antioxidantes que ayudan con la desintoxicación del cuerpo.

Además la col también controla los niveles de colesterol malo en la sangre y aporta los nutrientes indispensables al cuerpo como vitamina K, B6 y C y fibra y minerales como hierro y magnesio.

Sopa de cebolla y apio. Una sopa muy sencilla en la que basta poner a hervir la cebolla y el apio. Este tipo de sopa es efectiva para bajar de peso gracias a las propiedades del apio, que es rico en fibra dietética que da la sensación de saciedad.

Además, con esta sopa se obtiene vitamina K y potasio, que en combinación con los nutrientes de la cebolla se complementan. De las cebollas, el cuerpo obtiene fibra -que ayuda con la pérdida de peso-, calcio, así como vitamina C y B; además de ser bajas en calorías.

Sopa de alcachofas. Es excelente para bajar de peso gracias a las propiedades de las alcachofas. Un estudio publicado en Biomedical and Pharmacology Journal, aplicado a mexicanos con sobrepeso y obesidad demostró que las alcachofas pueden tener un cambio significativo en el peso de las personas. Esto debido a que son un alimento bajo en calorías y que aportan fibra, potasio y fósforo.

La sopa de alcachofas es una de las sopas más recomendadas para perder peso; para su preparación solo se necesitan alcachofas, ajo, laurel, cebolla y caldo de pollo.

Sopa de calabaza y jengibre. Esta sopa tiene uno de los ingredientes más populares para bajar de peso: el jengibre. Lo mejor es que para prepararla basta con tener a la mano jengibre, calabaza de castilla, ajo y cebolla.

Es efectiva para perder peso gracias a la combinación de la calabaza y el jengibre. Pues diferentes estudios han mostrado una relación entre la pérdida de peso con el jengibre; uno de ellos se ha centrado en que el consumo de este alimento provoca saciedad lo que genera una menor sensación de hambre.

Y en combinación con la calabaza, la saciedad aumenta. Esto debido a que la calabaza es un vegetal rico en fibra dietética que también ayuda con la reducción del apetito. Además es baja en calorías.

Sopas para bajar de peso

Las fiestas de fin de año suelen reunir a las personas, ya sea en un ambiente familiar o con amigos, para celebrar que un año más termina, te recomendamos estos cocteles que se pueden preparar con whisky:

Apple Jack.

INGREDIENTES:

50 ml Jack Daniel’s Old No. 7

Jugo fresco de manzana

PREPARACIÓN:

1. Llena un vaso highball con ¾ de hielo en cubos.

2. Vierte el whisky sobre el hielo.

3. Completa con jugo de manzana.

4. Agrega una rodaja de manzana para decorar.

Jack & Ginger.

INGREDIENTES:

50 ml Jack Daniel’s Old No. 7

Ginger ale

PREPARACIÓN

1. Llena un vaso highball con ¾ de cubos de hielo.

2. Vierte el whisky sobre hielo.

3. Completa con ginger ale.

4. Agrega una rodaja de lima para decorar.

Tennessee berry mule.

INGREDIENTES:

45 ml Jack Daniel’s Old No. 7

30 ml de Amaretto

45 ml Jugo de arándanos

8 Frambuesas frescas

15 ml Jugo de lima

Ginger beer

PREPARACIÓN:

1. Mezcla las frambuesas en la base de la coctelera.

2. Llena la mitad de la coctelera con cubos de hielo.

3. Agrega todos los ingredientes excepto ginger beer y agita vigorosamente por 10 segundos.

4. Completa un vaso highball con ¾ de cubos de hielo.

5. Sirve el líquido en el vaso.

6. Completa con ginger beer y revolver ligeramente.

7. Añade 3 frambuesas en el trago para decorar.

Gentleman’s Manhattan.

INGREDIENTES:

50 ml Gentleman Jack

12.5 ml Vermouth dulce

12.5 ml Vermouth seco

20 gotas de bitter

INSTRUCCIONES:

1. Llena la mitad de un vaso mezclador de cocteles con cubos de hielo.

2. Agrega todos los ingredientes y revolver por 10 segundos.

3. Sirve el líquido en el vaso.

4. Agrega dos cerezas oscuras y el resto al lado del vaso, para decorar.

Unrequited love punch.

INGREDIENTES:

50 ml Jack Daniel’s Old No. 7

50 ml Jugo de arándanos

15 ml Jugo de piña

15 ml Jugo de naranja

Ginger ale

INSTRUCCIONES:

1. Completa la coctelera con ½ de cubos de hielo.

2. Agrega todos los ingredientes, excepto el ginger ale, y agitar vigorosamente por 10 segundos.

3. Completa un vaso highball con ¾ de cubos de hielo.

4. Sirve el líquido en el vaso.

5. Completa con ginger ale.

6. Agrega una rodaja de naranja para decorar.

Cocteles con whisky para cerrar el año

Restaurantes de conocidos hoteles en Paseo de la Reforma ofrecen platillos tradicionales, mientras otros los hacen en paquete y con espectáculo incluído, para convivir en familia el último día del año.

Uno ubicado frente a la Glorieta de Colón tiene para la noche del 31 de diciembre un “show” con el comediante Jorge Falcón. Hace varias décadas era tradición que varios artistas se presentaran en escenarios para despedir el año.

En otro se invita a turistas tanto nacionales como extranjeros a festejar en sus salones con una cena tipo buffet que incluye romeritos, pavo, bacalao y lomo, entre otros suculentos y típicos de la temporada, así como bebidas nacionales, 12 uvas tradicionales, copa de vino espumoso, baile y música en vivo.

“Ya nos quedan muy pocos lugares, que son mesas compartidas, porque en el restaurante ya está lleno y otros en el Salón Verdi”, mencionó Andrea Hernández, hosstes del restaurante del comercio.

Sostuvo que persiste la vida nocturna en esa vialidad de la capital del país y que en una fecha como el 31 de diciembre asiste más turismo local y foráneo. “La cena es más familiar, es más de estar juntos y por eso esto se hace desde hace tiempo”.

Para recibir 2019 establecimientos como El Imperial ofrece, como cada año, un paquete que incluye bebida de bienvenida, un menú de cinco tiempos, brindis tradicional y opción de menú infantil.

Aunque opera en horario normal, el Café La Habana vende variedad de paquetes de comida y cenas de fin de año, a fin de que el público tenga más opciones.

La oferta de la colonia Juárez mediante bares, hoteles y hasta cafeterías es amplia, para que el público pueda elegir y pasarla bien con sus seres queridos.

Restaurantes de hoteles invitan a despedir 2018 con suculentos platillos

Como cada año, al escuchar el sonar de las campanas que marcan el inicio de un nuevo año, la mayoría de los mexicanos comerán 12 uvas y con cada una pedirán un deseo o pensarán en propósitos por alcanzar en 2019.

Esta tradición, que en la actualidad es muy conocida y se lleva a cabo cada año en los hogares del país para despedir la noche vieja, tiene su origen en varias teorías que se remontan al siglo XIX en España.

La primera de ellas menciona que en 1909, hubo muy buena cosecha de uva y los agricultores de la comarca alicantina del Valle del Vinalopó aprovecharon para sacarlas al mercado bajo el nombre de las “uvas de la suerte”, indica el portal “uvasdoce.com”.

De acuerdo con esta teoría, algún lugareño guardó, como singular y exquisito postre para la cena de Nochevieja, granos de uva suficientes como para que cada comensal los tomara cuando el reloj diera la medianoche.

Por su parte, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Uva Embolsada del Vinalopó señala que el origen de esta tradición se remonta a finales del siglo XIX, como un acto para ridiculizar a la aristocracia.

Esta teoría señala que en las últimas décadas del siglo XIX las familias españolas de la aristocracia, influenciadas por sus homólogas francesas, tenían la costumbre de organizar encuentros privados con motivo del fin de año, en los que se servía champán y uvas, pero esas últimas solo con el fin “acompañar” a tal vino espumoso.

Otra teoría es que la tradición nació para hacer caso omiso a un bando municipal que sancionaba las actividades ruidosas de los madrileños en Navidad, por lo que los ciudadanos salieron a la calle y optaron por comer uvas en la actual Puerta del Sol, acto que coincidió con el 31 de diciembre.

Según la tradición, en la mesa se colocan 12 uvas delante de cada comensal que simbolizan los 12 meses del año y deben comerse con cada una de las campanadas del reloj.

Con el pasó de los años, esta costumbre se extendió primero en España y luego de manera oral llegó a suelo mexicano, así como a diversos países de habla hispana, tales como: Venezuela, Argentina, Ecuador, Perú, Chile y Colombia.

Actualmente, señala el sitio web “cartademexico.com”, a las 24:00 horas muchas familias se reúnen alrededor de la mesa y al sonar de las campanadas que usualmente son escuchadas por radio o televisión piden 12 deseos, la mayoría relacionados con la salud, la fortuna y el amor.

En esos últimos segundos del año, algunos se concentran en 12 propósitos por los que deberán trabajar todo año para alcanzar, los más usuales son: bajar de peso, hacer ejercicio, terminar la tesis, viajar, dejar de fumar, ahorrar, conseguir un ascenso laboral o a aprender a hablar un nuevo idioma.

Además, se cree que aquellos que se terminen las 12 uvas en los primeros 60 segundos del Año Nuevo tendrán buena suerte durante los siguientes 365 días.

Esta tradición se acompaña con una rica y basta cena, así como con un brindis en el que se comparten los buenos deseos para el nuevo año que estará por comenzar y un abrazo que cada miembro de la familia o amigo se da para festejar la unión.

Las 12 uvas, una tradición española arraigada en los hogares mexicanos

Este 31 de Diciembre no te puedes perder la gran cena de fin de año que Los Toneles tiene preparada para ti.

Después de 13 años siendo uno de los restaurantes favoritos de los potosinos, y porque tú lo pediste, por primera vez se llevará a cabo la Cena de Fin de Año con un festejo muy especial, en donde podrán disfrutar de un menú elaborado especialmente para la ocasión por el chef Guillermo Espinosa, entre los platillos que podrán degustar encontrarás el Bacalao con la receta especial de la casa, ó la crema de Guayaba o Langosta, así como riquísimas ensaladas, postres especiales y más, el menú de 5 tiempos estará acompañado de una exquisita copa del mejor Champagne y amenizado por diferentes grupos musicales durante toda la noche.

Sin duda será un festejo único con el servicio de excelencia que caracteriza a Los Toneles, y el mejor ambiente para disfrutar en familia.

No dejes de reservar tu lugar y recibir el 2019 de la mejor manera.

Cena de fin de año en Los Toneles

En Navidad y Año Nuevo uno de los platillos preferidos para la cena es el guajolote o pavo, una ave rica en proteínas y minerales, además de otras vitaminas, y de la cual México produjo en 2017 más de 16 mil toneladas en el país.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) informa que de acuerdo con datos de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), en 2018 la producción de pavo en México registró un crecimiento estimado en 11 por ciento frente a 2017.

Explica que esta ave formaba parte, en tiempos de los aztecas, de los festejos del solsticio de invierno, acontecimiento que marcaba el comienzo de un nuevo ciclo.

Sin embargo, más allá de la tradición, el estudio de su carne ha motivado su consumo, toda vez que es rica en proteínas y minerales, como potasio, sodio, magnesio, calcio, hierro, zinc y vitaminas como la A y el complejo B.

El presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), César Quesada Macías, informó, recientemente en un comunicado, que para la actual época de Navidad se ofertarán alrededor de un millón 340 mil pavos mexicanos.

Recordó que el consumo de pavo en México va en aumento, lo que se refleja en el mercado, pues genera un estímulo a la producción del alimento en el país, como es el caso de Yucatán, entidad que hoy ocupa el primer lugar en la producción del alimento con el 18 por ciento.

Asimismo, apuntó que las importaciones de pavo a México detienen el crecimiento de la producción nacional, sobre todo porque no se tiene un programa integral del volumen de pavo que se importará cada año.

De ahí que la Sader sugiere que en estas fiestas decembrinas se consuma el pavo 100 por ciento mexicano, ya que con ello se apoya a los productores nacionales.

Pavo, entre los platillos preferidos para la cena de Año Nuevo

Lo más visto

Minuto a minuto