Reducirán formación en escuela de la Policía Federal

No desaparece, pero parte de la capacitación de la Guardia Nacional se hará en instalaciones militares

Reducirán formación en escuela de la Policía Federal

La Academia Superior de Seguridad Pública no se verá afectada por la creación de la Guardia Nacional, puesto que en el decreto nada de sus términos se refiere a la jurisdicción de las áreas de capacitación de los cuerpos policiales. Sin embargo, tres de las siete divisiones de la Policía Federal serán capacitadas ante instancias militares y formarán parte del nuevo cuerpo de seguridad, es decir la policía civil se quedará con 4 de sus divisiones operativas.

Por lo pronto, la Academia de Seguridad Pública, ubicada en el costado noreste del parque Tangamanga 2, se encargará de la capacitación a las divisiones de Seguridad Regional (antes Federal de Caminos), Antidrogas, Investigación e Inteligencia, pero mantiene pendiente la definición de la División Científica, que pudiera incorporarse a la Guardia Nacional en forma conjunta con la División de Gendarmería y Fuerzas Federales.

Por ahora, la División Científica permanece subordinada a la Policía Federal en Iztapalapa, pero podrá incorporarse a la Guardia Nacional en cuanto así lo determinen.

Entonces, la capacitación se daría en el mismo lugar donde son formados los elementos de la Guardia Nacional, tanto en San Miguel de los Jagüeyes como en la Base Militar de Santa Lucía.

El centro de adiestramiento y preparación de oficiales de las diversas divisiones de la Policía Federal mantendrá sus programas y su diseño curricular aplicado en específico para la corporación, con independencia de otras colaboraciones.

Recientemente, la Academia Superior de Seguridad Pública organizó un curso de capacitación para 25 cadetes del Colegio Militar, en áreas específicas de formación propia de la corporación civil, en forma simultánea a la capacitación de oficiales en activo de la División de Fuerzas Federales para trabajos de intervención en operativos en área rural, proceso que llamó la atención en la zona urbana de la capital por el uso de un helicóptero de fabricación rusa Mi-17 para el desahogo de tareas de rappel con la finalidad de intervenciones en áreas de conflicto.