¡Aparatos en casa libre de virus!

Limpios y desinfectados

¡Aparatos en casa libre de virus!
Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos nuestra vida cotidiana se desarrolla al amparo de diversos aparatos tecnológicos, como el teléfono celular, la computadora e incluso la televisión. 

Los necesitamos para trabajar, para comunicarnos y para entretenernos. Dado que los tocamos sin parar, es fundamental mantenerlos limpios. En esta época de confinamiento por el Coronavirus, es fundamental hacerlo.

En el teléfono celular, la televisión o los mandos a distancia, limpiar cada día o cada dos días estos aparatos los mantendrá en buenas condiciones. Para conseguirlo, puedes repasarlos con un paño humedecido en una solución de agua jabonosa, secando muy bien después. Tendrás que usar un paño que no suelte pelusa, como los de microfibra.

PRECAUCIÓN

Recuerda no usar toallitas de bebé, dejarán residuos que pueden estropear determinadas superficies, ni papel ni tejidos abrasivos. Desconecta los aparatos antes de limpiarlos.

Evita la humedad excesiva y pon especial cuidado en no mojar los orificios de los aparatos, la conexión para el cargador, para los auriculares, etc.

Además de esta limpieza frecuente, hemos de pensar en la desinfección, si no, de todos, sí de algunos de estos elementos.

NUEVA NORMALIDAD

Después de que el Coronavirus golpeara nuestro mundo de la forma contundente en que lo hizo, muchísimas cosas han cambiado para nosotros. Una de ellas es, sin duda, la manera de limpiar nuestras casas y los objetos que usamos a diario.

Una de las medidas sanitarias que hemos interiorizado ha sido el lavado frecuente de manos, ya que tocamos miles de cosas en el día.

TELÉFONO CELULAR

El teléfono celular es nuestro mejor compañero. Es el elemento en el que has de poner el foco de la desinfección, para evitar posibles contagios de coronavirus.

De hecho, si antes de la pandemia no se recomendaba utilizar ningún producto para limpiarlo, más que un trapo de microfibra ligeramente humedecido, hoy la consigna ha cambiado y se aconseja desinfectarlo cada vez que llegas a casa de la calle. Esto debería ser casi una obligación que tomarse muy en serio.

VIRUS

Para eliminar de tu celular cualquier virus que pueda tener, solo tienes que frotarlo con cuidado con una toallita desinfectante, de las que van impregnadas con alcohol al 70 %.  Otra alternativa es limpiarlo con alcohol isopropílico al 70 %.

Debes aplicar el producto en un paño suave y frotar el teléfono con él.

DESINFECCIÓN

El alcohol isopropílico al 70 % es el producto más adecuado para desinfectar los aparatos tecnológicos. Difiere del alcohol sanitario, el más conocido, en que se evapora con mayor rapidez y no deja residuos en las superficies, por lo que es especialmente recomendado para superficies delicadas como las que tratamos en esta ocasión.

COMPUTADORA

De sobremesa o portátil, la computadora es uno de los aparatos, junto con el teléfono celular, son los que más se ensucian. Puedes limpiarla con agua y jabón, utilizando un paño suave y sin mojarlo demasiado.

Después es importante secarla a fondo.

TECLADO

El teclado merece una atención especial, ya que  se van acumulando restos de partículas y suciedad. Para limpiarlo colócalo boca abajo y sacúdelo ligeramente para que se desprenda la suciedad del interior.

Después puedes utilizar un spray de aire comprimido, de venta en tiendas especializadas en informática. Si lo compartes con más personas por motivos laborales, quizás sería conveniente cambiar el teclado por uno lavable. Se pueden mojar y fregar bajo el grifo con agua y jabón.

AURICULARES

Cuida tus oídos y tus auriculares

Es importante que sepas cómo usarlos, sin excederte en el volumen.  La Organización Mundial de la Salud recomienda no utilizarlos más de una hora al día, y como máximo al 60 % de la capacidad del sonido, para evitar problemas futuros de pérdida de audición.

FOCO DE GÉRMENES

Mantenerlos muy limpios es importante, ya que de lo contrario pueden convertirse en un foco de gérmenes y bacterias que podrían causarte problemas de salud, como infección de oído.