¡Evita el estrés de pandemia!

Altera desarrollo de tu cabello

¡Evita el estrés de pandemia!
Los especialistas en cabello ya nos avisaban de que durante este otoño notarías el pelo más apagado, pobre y estropeado que nunca. 

Los meses dentro de casa por el confinamiento de la pandemia del Coronavirus, sin exponerte a la luz natural del sol son los responsables, pero se pueden revertir justo a tiempo para la llegada de otro fenómeno que también afectará a la calidad de tu melena, como es el horario.

Si ya has solucionado el error que muchas cometen y que tiene que ver con las veces que usas el champú, además de contar con los mejores productos para cuidar tus mechones durante este otoño, lo único que te falta es prestarle más atención a tu rutina de prelavado.

CAMBIOS

Con el cambio de horario los días son más cortos, la exposición solar se reduce y hay menos horas de luz.

Nuestro organismo detecta este cambio a través de nuestros ojos, y entiende que no necesita protegerse tan enérgicamente como en verano, cuando la radiación solar es más intensa. 

Se inicia así un proceso de renovación capilar durante el cual el pelo se cae más.

Además de apostar por fórmulas anticaída si notas más cabellos de la cuenta enredados en el cepillo, reforzar tu ritual de cuidados con los consejos de los expertos es como evitas que se te abran las puntas, la pérdida de brillo y, lo mejor, mantienes a raya el encrespamiento en días de lluvia. 

RITUAL

El prelavado, según los profesionales existen muchos gestos que van antes de la aplicación del champú y te sorprenderá saber que la mayoría de ellos están pensados para conseguir los resultados que siempre le has pedido a tus productos bajo la ducha: Te crece más el pelo y más fuerte, potencias su brillo y, además, multiplicas la efectividad de tu mascarilla, la fórmula nutritiva por antonomasia con la que combates el encrespamiento con una buena dosis de hidratación. 

Descubre cómo transformar a mejor tu rutina de lavado durante este otoño:

MASAJE PREVIO

Los expertos que recomiendan los masajes en el cuero cabelludo para que un pelo más sano y más fuerte.

La razón es obvia, es la base desde donde nace el cabello por lo que, cuanto mejor esté, de mejor calidad crecerá este. 

El cuero cabelludo está recubierto por una película hidrolipídica que lo protege de las agresiones y las bacterias, a la vez que garantiza su flexibilidad. Pero esta película natural puede verse dañada y dejar de desempeñar correctamente su papel por culpa del estrés, el cansancio, una carencia de vitaminas, una alimentación desequilibrada, la contaminación, el sol o los tintes y tratamientos agresivos.

DESEQUILIBRIO

Para sanar los posibles desequilibrios que sufra el cuero cabelludo, realizar masajes con un aceite específico es el gesto con el purificas, renuevas y nutres la base desde donde luego crecerá el cabello: El masaje capilar, realizado durante al menos 1 minuto, además de producir una sensación de bienestar inmediata, relaja el cuero cabelludo y activa la microcirculación, lo que permite que la sangre transporte mejor los nutrientes necesarios para la vitalidad del cabello hasta los folículos pilosos.

Para facilitar el masaje y potenciar sus resultados debes usar un aceite.

MASCARILLA

Lo normal es que la aplicación de la mascarilla venga después del champú, sí, justo cuando aprovechas para lavarte el cuerpo, exfoliarte la piel o depilarte las piernas mientras que la fórmula nutritiva hace efecto.

Sin embargo, es antes de meterte en la ducha y sobre pelo seco cuando este gesto es más efectivo.

De esta manera, evitaremos que el agua haga de "barrera" y dificulte la penetración del tratamiento y también es una fantástica alternativa para cabellos finos o sin volumen que siempre tienen miedo de que la mascarilla, aplicada después del champú, añada demasiado peso al cabello.