Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 17 diciembre 2018

“Tu hijo va a ser un ángel que me ayude a volar”: Ochoa

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Gilberto Martínez, de 41 años, viajó a Rusia 2018 junto a sus amigos, todos vestidos con una playera de la Selección Mexicana que tenía las palabras “Vero”, “Diego” y “Mía” en las espaldas.

Son los nombres de la familia de Gilberto, quienes el 28 de abril de este año, murieron en un accidente automovilístico.

Verónica Rachiotto, argentina que se mudó a México en 2001 y se casó con Gil en 2004, viajaba junto a los niños en Delray Beach, Florida, en una visita a su hermano, pero en el trayecto, fue impactada por una camioneta 4×4.

Gilberto viajó igual a Rusia. El pasado domingo, en el Día del Padre, vio el triunfo del Tricolor frente a Alemania, con los Fan ID’s de su mujer y sus hijos en su cuello.

Viajó por recomendación de su psicóloga. “Para cerrar el único tema pendiente en una familia hermosa. Cumplir el sueño de los cuatro y el de mi hijo, Diego, que iba a estar en su primer Mundial y en el sexto mío”, cuenta al diario “El Clarín”, de Argentina.

“Fue muy difícil llamar a la aerolínea y a los hoteles y pedir que cambien los nombres de los pasajes y reservas”, cuenta. Gilberto aclara que, para respetar su plan, “no se cambió nada del viaje”, como viajar en tren y no en avión de Moscú a San Petersburgo “porque así lo quería Vero”. Y como su hijo quería ver a Neymar, compró entradas para Brasil-Costa Rica, el viernes.

“El partido de México fue terrible. Día del Padre. Era muy difícil. Era el momento de llegar, de vivirlo, de pensar en ellos. Hubo momentos muy fuertes, el momento del gol, el himno, cuando termina el partido. Drené mucho y saqué mucho. Este es un viaje que cada momento tiene un recuerdo”, cuenta. Su video del gol a Facebook recibió más de 3 mil mensajes de apoyo.

Gilberto conoce al representante de Guillermo Ochoa y el arquero de México le mandó un video a Diego cuando cumplió 5 años. “Cuando yo estaba camino a la funeraria, me mandó un mensaje clave: ‘tu hijo va a ser un ángel que me ayude a volar’. Por eso quise venir, a regalarle los guantes que usaba mi hijo”, añade.

Tras la gran actuación del arquero el pasado domingo, esa misma noche, Ochoa volvió a escribirle por WhatsApp: “Esto fue por tu familia”.

Minuto a minuto