Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 20 noviembre 2018

El lujo de Louis Vuitton en las pasarelas de París

Colección de Virgil Abloh, atrae a estudiantes y raperos

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El diseñador Virgil Abloh reveló ayer en París su primera colección para la firma de lujo Louis Vuitton, que abrió sus puertas a cientos de estudiantes y raperos para acoger una moda “a la vuelta de la esquina”: el esnobismo ha cambiado de bando.

La expectación en torno al diseñador estadounidense, nacido en Chicago en 1980, crecía por momentos desde que la marca anunció su fichaje a finales del pasado mes de marzo.

En los jardines del Palais Royal de París, unas 3.000 personas acudieron al evento y cientos esperaban en las cuatro entradas del parque para ver a las estrellas que acudieron al desfile, entre ellas la televisiva Kim Kardashian, en su primer regreso a Francia desde que sufriera un atraco en un hotel en 2016.

Celebridades

Su marido, el rapero Kanye West, de quien Abloh es asesor creativo, fue la primera persona que el diseñador salió a saludar tras el desfile cuando, entre lágrimas, ambos se fundieron en un largo abrazo.

Tampoco se perdieron su bautizo para Vuitton el artista japonés Takashi Murakami, Rihanna, el también rapero Travis Scott o el cantante de hip hop Kid Cudi, que se estrenó en el desfile como modelo.

La colección abrió con una decena de estilismos en blanco impoluto, donde resaltaron los objetos de marroquinería, como grandes maletas y amplias mochilas, con el clásico logo de la firma, pero también gabardinas, americanas asimétricas, con mangas a un solo lado, y pantalones de estilo obrero.

Después, llegó un arco iris de propuestas, con bolsos en vinilo transparente, impermeables metalizados, prácticos chalecos y abrigos con monederos, cremalleras, que llevan bolsillos incluso en la espalda.

Accesorio

Abloh mantuvo la importancia de los accesorios -la línea prêt-à-porter de Vuitton data de los años 90-, usando la herencia de la casa con grandes bolsos que acompañaron cada estilismo, aunque incluyó una amplia línea de deportivas, la prenda que más fama ha dado a su propia marca, Off-White.

El escenario del desfile fue ya en sí un símbolo de la nueva era de Vuitton, cuya moda hombre no solo se dirige a un nuevo público, sino que pretende que su clientela habitual se adapte a los que hasta hace unos años no entraban en su ostentoso estilo.

“Siento que hay un nuevo ‘establishment’”, confesó Abloh esta semana en una entrevista al diario “Financial Times”, en la que adelantaba este concienzudo cambio de rumbo.

Ídolo de las redes

Entre el público, que fue agasajado con una camiseta de la firma, había cientos de estudiantes de escuelas de fotografía, diseño y arte invitados al desfile, que grabaron entusiasmados las propuestas de Abloh, quien además es un auténtico ídolo de redes sociales, donde tiene 2,3 millones de seguidores.

En su cuenta de Instagram había adelantado algunos detalles de la colección, así como su voluntad de lanzar un mensaje: “Sí, vengo de otro sitio, y este sitio es guay”, decía el diseñador -arquitecto de formación-, en un vídeo difundido por Vuitton.

Minuto a minuto