Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 26 septiembre 2018

Caso de hombre atropellado con su perro expone riesgos del Alzheimer

Grupo de autoayuda asesora a familiares de personas como él

Rubén Pacheco / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Aunque las personas con Alzheimer tengan una rutina constante por la zona donde habitan, llegará un momento en que su juicio se altere y ante eso recuerden algún otro lugar y traten de aproximarse al mismo, advirtió Guadalupe del Pozo Chávez, presidente de la Asociación Potosina de Alzheimer y Enfermedades Similares A.C. (APAES).

Se refirió al caso de Rogelio, un hombre de 68 años de edad que padecía Alzheimer y falleció atropellado esta semana junto a su perro en la carretera Rioverde; previamente sus familiares lo reportaron como desaparecido, horas antes.

Indicó que en el grupo de autoayuda de la APAES, se brinda asesoría a las familias con pacientes en esa de condición, pues tener a un ser amado con esa padecimiento requiere atención de 24 horas.

La especialista explicó que cuando la persona presenta la alteración en el juicio –aunque viva a unas calles de su casa-, tratará de llegar y aproximarse bajo cualquier medio a otro lugar que rememora, por ejemplo, su casa de la infancia.

Del Pozo Chávez comunicó que en la Organización no gubernamental (ONG), se han documentado situaciones de pacientes residentes de la capital que arriban a la terminal de autobuses, y de ahí llegan a otro lugar.

Notificó que cada etapa de la enfermedad presenta riesgos para el enfermo, pues como al principio la persona tiene mucha iniciativa todavía puede sufrir por el despojo de sus bienes a manos de familiares.

“Muchas veces todos estos accidentes son provocados más que todo por la falta de conocimiento de los familiares (…) Muchas veces pueden tomar las llaves del carro, si es que están a la mano, y ya no reconocer le peligro que hay al conducir o desconocer los cambios de luces en los semáforos”, explicó.

Minuto a minuto