Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 20 octubre 2018

La ONU reporta alarmante alza de cultivos de coca en Colombia

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Colombia registra un alza constante en los cultivos ilícitos de hoja de coca, con un área de 171 mil hectáreas, un repunte del 17 por ciento entre 2016 y 2017, reveló hoy el informe anual más reciente de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

“Los cultivos de coca en Colombia venían incrementándose desde 2013 a un ritmo promedio de 45 por ciento anual, pasando de 48 mil hectáreas en 2013 a 146 mil en 2016″, señaló el informe presentado en Bogotá.

Añadió que este incremento constante sucedió en el marco de las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y en una transición en la estrategia de lucha contra los cultivos de coca.

En dicha transición se “suspendió la aspersión aérea, se incrementaron las metas de erradicación manual, se formuló el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) y se promovió la acción integral en los diferentes eslabones de la cadena del narcotráfico”, añadió.

El informe anotó que “los precios de la hoja de coca fresca, pasta básica de cocaína y clorohidrato de cocaína, cayeron 28, 14 y 11 por ciento, respectivamente, en relación con 2016″.

Si se contrasta este comportamiento con la oferta de cocaína, podría inferirse que los precios respondieron a un aumento en la disponibilidad, detalló.

Sin embargo, “esta relación no es directa y uniforme en el territorio colombiano. Se observan variaciones asociadas a la presencia de compradores en las zonas de producción y al control territorial de los grupos al margen de la ley, que resultan determinantes en la dinámica de mercado de la coca”.

Colombia todavía podría “mejorar algunos aspectos clave en su lucha contra la producción de cocaína. Los datos del monitoreo indican que en las zonas donde se desarrollaron acciones de control de cultivos de coca (erradicación forzosa o voluntaria), los cultivos bajaron 11 por ciento”, apuntó el informe.

Sin embargo, esta intervención “solo se logró en el 14 por ciento del territorio afectado. Para lograr un mayor impacto se requiere no solo mejorar la articulación y la cobertura, sino identificar nuevas estrategias que se adapten mejor a las condiciones de los territorios”, recomendó el informe de las Naciones Unidas.

Minuto a minuto