Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 19 noviembre 2018

A merced del saqueo, sitios arqueológicos

La Huasteca tienen 15 lugares sin ser explotados; INAH minimiza las denuncias de depredación de piezas

Leticia Nieto / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La falta de recursos económicos para iniciar trabajos de investigación, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia, ha provocado que quince sitios arqueológicos de grandes y medianas dimensiones de la Zona Huasteca, estén sin ser explorados y sujetos al saqueo por extranjeros, “aunque esto no ocurre todavía”, reconoció el delegado del INAH, Juan Carlos Machinena Morales.

Los sitios están dispersos en municipios como: Tampamolón, Tanquián, Coxcatlán, Tancanhuitz, entre otros, y requieren de inversiones millonarias, “será difícil iniciar trabajos en esos lugares cuando en Tamtoc que lleva décadas siendo investigado, sólo se ha avanzado en 10 de las 175 hectáreas”, reiteró el delegando, minimizando las denuncias que comunidades como Calmecayo en Coxcatlán han realizado por el saqueo de piezas arqueológicas por parte de extranjeros.

“La realidad es que el trabajo arqueológico es minucioso, se escarba con brocha, no sabemos cuántos años más se tardará la investigación de Tamtoc, el resto de los sitios arqueológicos que tenemos detectados y que por seguridad no los damos a conocer, tendrán que esperar, pero las comunidades tienen el resguardo, y el saqueo que se ha denunciado en varias ocasiones, sólo son noticias espectaculares, no hay nada real, la Interpol es muy precisa en estos casos de piezas arqueológicas”.

Al señalar que no hay recursos para investigación, y una seguridad un tanto ligera de estos sitios arqueológicos, el delegado del INAH, remató señalando que los esfuerzos para recuperar la “Apoteosis”, una pieza invaluable dentro de la cultura huasteca y que actualmente se encuentra en un museo de Brooklyn, Nueva York, hasta donde fue llevada después de haber sido robada en los años 40´s, han sido en vano, pues la pieza fue donada de manera oficial por un coleccionista que mostró ser propietario, aún cuando pertenece a la Zona Huasteca.

Minuto a minuto