Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 22 de enero de 2019

“Poder Judicial requiere que se le respete”, dice ministro Medina Mora

Array

Eduardo Medina Mora/ Foto: Archivo

El presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Eduardo Medina Mora, señaló que hoy más que nunca el Poder Judicial de la Federación (PJF) requiere que se le respete.

Al rendir su informe anual de labores, el ministro Medina Mora, quien es uno de los aspirantes a la presidencia del alto tribunal, aseguró que el Poder Judicial respeta a los otros poderes y órganos del Estado en el ámbito de sus competencias y responsabilidades constitucionales.

Por ello, “hoy más que nunca requerimos que respeten nuestra capacidad de reformarnos y cumplir mejor con los justiciables, con los ciudadanos”, agregó ante los ministros reunidos en el Salón de Plenos.

Al hablar respecto a que el 2 de enero próximo se elegirá al nuevo presidente de la Corte, Medina Mora reconoció que en el PJF no todo está bien, pero hay “una enorme posibilidad de mejorar y hacer que los recursos tengan un mayor impacto en las necesidades de los justiciables, y a eso nos debemos”.

Ello, sostuvo, requiere unidad y un liderazgo compartido con todos los juzgadores del Poder Judicial de la Federación, por lo que “a quien elijamos como presidente tiene que asumir este propósito como eje central de su política judicial, pues en esto se sustenta su autonomía”.

Quien asuma la presidencia del tribunal, aseveró, tiene la obligación irrenunciable de hacer las cosas mejor y usar mejor los recursos, pues no hay lugar para el dispendio o la ineficacia.

Previamente, recalcó que “no merecemos ser llamados juzgadores a menos de que estemos dispuestos a proteger el Estado de derecho, aun cuando la sociedad no esté de acuerdo con nosotros, o cuando el contexto social, político y económico sea convulso y adverso a nuestra función”.

El Estado de derecho no puede generarse a menos de que se garantice la independencia de los juzgadores, por lo que se requiere de un compromiso genuino de los poderes Legislativo y Ejecutivo con la preservación de la independencia judicial.

En sesión solemne, sostuvo que la diferencia entre un Estado democrático de derecho y un régimen que no lo es, no radica en un listado de derechos previstos en una Constitución, sino en un funcional y pertinente sistema de división de poderes y un adecuado modelo de contrapesos. Después, Medina Mora hizo un reconocimiento a la integridad, dedicación, esfuerzo y compromiso de la ministra Margarita Luna Ramos, quien concluirá su encargo en febrero próximo.

Por otra parte, informó que en el periodo del informe ingresaron a la Segunda Sala tres mil 759 asuntos, que sumados a los mil seis en existencia, generaron un total de cuatro mil 765, de los cuales egresaron cuatro mil 167 asuntos, lo que representa 87.45% con el que inició el año.

Indicó que de los asuntos egresados, 31 se remitieron al Tribunal Pleno o a la Primera Sala para su resolución; 84 causaron baja por acuerdo de presidencia y cuatro mil 32 fueron resueltos en 44 sesiones que realizó la sala. Señaló que los expedientes que quedaron pendientes de trámite y resolución fueron 598, esto es, 40.5% menos que el saldo al cierre del año anterior.

En cada sesión semanal, agregó, la Segunda Sala resolvió en promedio 91 asuntos. Del total de asuntos fallados, mil 33 fueron amparos directos en revisión; 430 amparos en revisión, 382 conflictos competenciales y 212 contradicciones de tesis.

Asimismo, 187 solicitudes de ejercicio de la facultad de atracción; 206 recursos de inconformidad; y mil 104 recursos de reclamación. Se dictaron 13 mil 159 acuerdos de presidencia y se llevaron a cabo 17 mil 804 notificaciones y se emitieron 127 tesis aisladas y 131 jurisprudencias.

Minuto a minuto