Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 17 de enero de 2019

Regalan baño y casita a “Randy”, perro que frustró robo en gasolinera

El Universal

Como premio a su acto heroico de evitar el asalto a una gasolinera de Ciudad Madero, “Randy” recibió su primer baño en una veterinaria, donde también lo desparasitaron, le dieron suéteres para el frío y un ciudadano le regaló una casita de madera.

Las hermanas Jessica y Sarahí Bustos, de “Farmascostas”, al enterarse de la acción que hizo el perro comenzaron a preguntar por él a través de las redes sociales, para que sus dueños o quienes lo cuidan lo llevaran a la farmacia.

“Pedimos que lo trajeran para consentirlo o retribuirle un poco por su valentía al defender a sus cuidadores”, expresó Jessica, dueña del negocio.

En entrevista con EL UNIVERSAL, comentó que fue inmediata la reacción de “Randy”, al ver que su cuidador estaba siendo agredido.

“Gracias a Dios que no pasó a mayores, ellos –los asaltantes- pudieron haber portado un arma, una pistola, un cuchillo, o algo y dañarlo. Randy inmediatamente reaccionó como se ve en el video sin importarle el riesgo para defender a los suyos. Nadie hace eso, ni una persona. En estos tiempos si vemos que alguien está en peligro preferimos ignorar por miedo a la situación”, expresó.

El perro cobró fama porque vive en una gasolinera de Ciudad Madero, en la cual evitó un asalto al lanzarse contra dos delincuentes que atacaban a uno de los despachadores.

La acción del perro fue videograbada por una de las cámaras de la gasolinera que se ubica en la avenida Obregón, casi esquina con Haití y se ha vuelto viral.

Jessica relató que “Randy” es un perro considerado andariego o callejero. Al principio iba un día sí y un día no a la gasolinera, pero con el paso del tiempo, por los cuidados que le dan y el trato desde hace dos años permanece la mayoría del tiempo ahí.

-¿Cómo lo consintieron tú y tu hermana?

“Se le dio su baño. Nunca había recibido un baño. Tenía bastantes heridas antiguas en su piel por pleitos con otros perritos. Se le dio su pastilla para las garrapatas y las pulgas, se le colocó una placa de identificación con un collar, por el caso de que él se llegara a extraviar. Ya que él es andariego, él es callejero, a veces se iba hasta la playa Miramar y como ya lo conocen, los carros de rutas lo regresan a su lugar”.

Otro regalo para “Randy” fue una casita de madera con su nombre, la cual fue construida en la colonia El Arenal por el señor Juan Antonio Vargas Quezada y un doctor de la zona muy reconocido le donó su esterilización, “para evitar que ande regando crías y disminuir un poco la sobrepoblación de animales callejeros, ayudar a evitar que se contagie de alguna enfermedad de perros”.

Jessica Bustos tiene siete años dedicándose al rescate de animales en situación de calle o de abandono.

-¿A cuántos animalitos habrás rescatado en este tiempo?

“He tenido la oportunidad de conocer y ayudar a infinidad de especies. A más de 100 animales, entre perros, gatos, ardillas, reptiles y aves”, respondió.

-¿Por qué lo haces?

“Queda la satisfacción personal inmensa de ver cómo los encuentras en estados horribles, casi moribundos y lograr que los adopten, ver cómo les cambias la vida, son seres que no pueden hablar y no se pueden defender”.

Cuatro de los animalitos que ha rescatado ya son sus mascotas, además de tres chihuahuas y una ardilla.

Al final de la entrevista, la joven que consintió al perro héroe de Ciudad Madero mandó un consejo: “Yo les digo que hay muchos Randys en la calle y cuando tengan la oportunidad de ayudar a alguno, háganlo, Dios se los bendecirá”.

Minuto a minuto