"Jesucristo Superestrella" pone al público de pie

Jesucristo Superestrella pone al público de pie
El público que asistió la noche de ayer al estreno de "Jesucristo Superestrella" en el Centro Cultural Teatro 1, se puso de pie al final de la función por el gran trabajo realizado en escena, no sólo por el elenco también por el equipo creativo y técnico, que en conjunto lograron un montaje espectacular.
"Para mi es el mejor regalo el ver que has hecho un trabajo padre, que la gente se ponga de pie sin ningún compromiso, porque la gente no me conoce, simplemente porque hay un resorte que nos levanta de la butaca por la emoción de haber visto un espectáculo completo", expresó el productor Alejandro Gou.
Gou explicó que el lograr este montaje le llevó un año y seis meses de trabajo, desde el envió de mails hasta las largas jornadas de ensayos, además de la labor que tuvo que hacer para reunir un elenco con estrellas de la música de los más diversos géneros.
Desde la alfombra roja el público y los invitados especiales abarrotaron el espacio del teatro, y el productor explicó que desde que inició las funciones previas la semana pasada, así ha sido la respuesta de la gente que agotan las 2251 butacas y que le han permitido tener el 90% de las funciones de la temporada vendidas.
"Antes con una estrella llenamos los teatros, ahora hay que reunir siete estrellas, una gran producción, una gran inversión, una gran publicidad y arriesgar por todos lados, porque sí es un riesgo muy alto pero que tenemos que tomar los productores, porque si sigues haciendo lo mismo tendrás los mismos resultados".
El productor de montajes como "Billy Elliot", señaló que por eso hizo algo diferente, comenzando con idear la forma de modernizar esta historia hecha con música de Andrew Lloyd Webber y letras de Tim Rice, y la trajo a un época actual con todo y tecnología.
Por la alfombra roja pasaron personalidades como Carmen Salinas, M´Balia, María del Sol, Raquel Pankowsky, el grupo Matute, Aracely Arámbula, Fey, Margarita Gralia, Erick Elías, JNS, Federica y Daniela de Kabah, Andrea Legarreta y sus hijas Mía y Niña, los conductores de Ventaneando, Felipe Calderón, Ignacio López Tarso, Juan Ignacio Aranda, el productor Rubén Lara, Rebecca Jones, Luis de llano, por mencionar algunos.
Pasadas las 20:30 horas las luces del teatro se apagaron y la función dio inicio. Desde el primer momento Jesucristo Superestrella sorprendió por la espectacular escenografía y el trabajo de videomapping que ambientaron una Jerusalén del siglo XXI.
Eric Rubín fue uno de los primeros en salir a escena, demostrando que su experiencia previa con el personaje de Judas – lo interpretó en 2001 – le dio una madurez y profundidad en su interpretación que le valió el reconocimiento del público.
Quien se llevó la ovación de la noche con sólo un número musical fue Kalimba, que desde el primer momento que apareció en escena como el joven y voluntarioso Simón, llenó el escenario con su presencia y voz.
Si bien el primer acto fue un derroche de talento, el segundo fue de total lucimiento para cada estrella que componen el elenco, como el momento en que Pilatos (Leonardo de Lozanne) ve por segunda vez a Jesús (Beto Cuevas) y lo manda azotar, o Enrique Guzmán como un Herodes.
Muy al estilo Las Vegas pidiendo al Mesías realice milagros ante él, pero la oración en el Huerto de los Olivos y la crucifixión fueron las escenas de mayor exigencia y fuerza interpretativa de Beto Cuevas; también la dulzura de María Magdalena (María José) dejó en silencio al público por el sentimiento que ponía a su interpretación y en una escena al lado de Pedro (Yahir).
Terminó la última escena y en automático el público se puso de pie para aplaudirles y cerrar de este modo una noche que fue espectacular de principio a fin.