Rompe “Esquemas”

Publica su nuevo álbum, un alegato musical contra el encasillamiento un trabajo pleno de fusiones y sonidos

Rompe “Esquemas”

A-AA+

Miami. - Becky G publica su nuevo álbum de estudio “Esquemas”, un trabajo pleno de fusiones y sonidos con el que demuestra lo que ha sido una máxima desde el inicio de su carrera: nunca encasillarse y “siempre romper esquemas”.

“Mezclar, cambiar, elevar, crear es divertido para mí, y creo que en ese proceso hemos roto muchos esquemas”, explicó la intérprete mexicano-estadounidense en entrevista en Miami para hablar de su tercer álbum, disco del que ya se han adelantado sencillos que reflejan su apuesta por la variedad de sonidos.

“Mamiii”, interpretado con Karol G y un himno femenino al despecho en la era de las redes, se erige como la principal carta de presentación de este disco. Una canción con sonidos característicos de la música mexicana que entre otros pergaminos acumula más de 750 millones de reproducciones, así como discos multiplatino y diamante.

Un éxito certificado después de la que fue la primera interpretación en vivo por parte de ambas, que tuvo como escenario el Festival de Coachella, en el que Becky G no actuaba desde hace diez años, cuando tenía 15 e iniciaba su carrera musical.

Unos comienzos en los que ya desde ahí, como recordó, siempre buscó atravesar etiquetas, estereotipos y definiciones, un espíritu que está presente en “Esquemas”, que contiene además un tema en colaboración con J Hope, del grupo surcoreano BTS.

“En el mundo de la música latina, especialmente a las mujeres siempre nos tratan de poner en una cajita y diciendo: ‘ahí te quedas’”, señaló. “No quiero sentirme limitada como artista”, ahondó Becky G, que canta tanto en inglés como en español.

Su nuevo trabajo discográfico, nacida hace 25 años en Los Ángeles y orgullosa descendiente de mexicanos, se gestó en la pandemia, periodo en el que reflexionó sobre el balance entre su vida personal y su carrera, y cómo mantener a raya la ansiedad.

Contó que hasta antes de la de la pandemia en marzo 2020, las giras y compromisos apenas le dejaban tiempo para su familia, novio y entorno cercano; con las justas estaba en casa y se cuestionaba hasta cuando seguiría con ese ritmo.

“Me sentí muy enferma, estaba tratando de encontrar el balance (...) y llegó el ‘boom’, que era la pandemia, pero gracias a Dios me dio el tiempo de encontrar mi balance”.