Agua alcalina: mitos y realidades

Agua alcalina: mitos y realidades

Mucho se habla acerca del agua alcalina, algunos afirman que tiene múltiples beneficios, otros señalan que realmente no aporta nada extra, la realidad es que son varias las marcas que ofrecen este tipo de agua y aseguran que es más saludable que el agua común.

En Menú te decimos qué tan cierto es esto así como los mitos y realidades del agua alcalina.

De acuerdo con un artículo del Doctor Mercola, el agua alcalina es un "tipo de agua que ha pasado por un proceso de electrólisis que la separa en fracciones alcalinas y ácidas", este tipo de agua se caracteriza por tener un nivel de pH (potencial de hidrógeno) más alto. El nivel de pH determina el nivel de acidez o alcalinidad de una sustancia.

Por el hecho de tener un nivel de pH alto se cree que esta agua ayuda a eliminar el excedente de ácidos del organismo, además de tener un efecto antioxidante, aunque hasta ahora no hay estudios concretos que avalen esto.

Por otro lado, se realizó un estudio en ratones para investigar el efecto biológico del consumo de agua alcalina, se hizo un examen histológico en riñones, intestinos, corazones, hígados y cerebros para verificar el riesgo de enfermedades relacionadas con el riego alcalino. No hubo un resultado significativo, pero los cambios de envejecimiento, emergieron, es decir, el "retrasar el envejecimiento", se relacionó con el consumo de agua alcalina. Aunque la prueba todavía no se ha realizado en personas.

Recientemente la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) lanzó un comunicado en el que analizó la calidad de 22 presentaciones de aguas alcalinas en el que concluyó que 19 de ellas no cumplen con los beneficios que prometen.

Algunos de estos beneficios son: neutralizar los radicales libres, fortalecer el sistema inmune, eliminar la acidez, desintoxicar, eliminar toxinas, entre otros.

Una investigación del Doctor Mercola asegura que un beneficio del agua alcalina en realidad no tiene efecto en el organismo, se trata de su principal característica, el nivel de pH, esto se debe a que este tipo de agua no cuenta con un "sistema buffer para mantener su pH", lo que provoca la neutralización del pH de esta agua al ingresar al entorno ácido del estómago.

Un mito que gira alrededor del agua alcalina es que ayuda a combatir el cáncer, aunque la misma investigación del Doctor Mercola asegura que se trata sólo de una creencia ya que los tumores relacionados con el cáncer producen su propia acidez, algo que no puede combatirse con el agua alcalina, por el contrario, los tratamientos ácidos han dado resultados satisfactorios.

Sin embargo, algo que sí puede beneficiarnos es en la hidratación. Un estudio publicado en la Journal of the International Society of Sports Nutrition observó que los atletas se hidrataban mejor al beber agua alcalina, aunque estos efectos fueron modestos comparados con el agua normal.