Científicos estudian impacto de olas de calor marino en biodiversidad

Así como las olas de calor atmosféricas pueden destruir cultivos, bosques y poblaciones de animales, las olas de calor marinas pueden devastar los ecosistemas oceánicos, afirmó el científico Dan Smale, de la Asociación de Biología Marina de Reino Unido.

Smale participa en un estudio que involucra a especialistas de siete países que representan a 19 institutos, para analizar las dinámicas de las olas de calor marinas, que consisten en períodos de temperaturas anormalmente altas.

En un artículo publicado en "Nature Climate Change", los investigadores dan cuenta del estudio en el que cuantifican y contrastan la magnitud y los impactos de varias olas de calor marinas para lo cual utilizan los mismos métodos y métricas.

Las temperaturas extremas experimentadas durante las olas de calor marinas pueden tener efectos adversos sobre los organismos marinos, lo que lleva a una mortalidad generalizada, cambios en el rango de las especies y cambios en ecosistemas enteros y procesos ecológicos, detalló Smale.

"La principal preocupación es que los océanos se han calentado significativamente como consecuencia del cambio climático provocado por el hombre, por lo que las olas de calor marino se han vuelto más frecuentes y probablemente se intensificarán en las próximas décadas.

Las olas de calor marinas están aumentando en frecuencia, con un 54 por ciento más de días de onda de calor por año entre 1987 y 2016, que entre 1925 y 1954, pero sus impactos en las especies y los ecosistemas son poco conocidos.

En un comunicado del Centro Nacional de Supercomputación (BSC–CNS), de España, una de las instituciones que participan en la investigación, se indicó que las olas de calor marino varían en sus manifestaciones físicas, pero todas afectan a especies clave y alteran la estructura y el funcionamiento del ecosistema.

Aunque los océanos están expuestos a una serie de amenazas como la contaminación, la sobrepesca y el cambio climático, el estudio demuestra lo perjudicial que estos periodos de temperaturas oceánicas anormalmente altas pueden tener en los ecosistemas marinos de todo el mundo, señaló el investigador del BSC–CNS, Markus Donat.

Afirmó que las temperaturas de los océanos se están calentando a nivel mundial como consecuencia del cambio climático y se asocia con olas de calor marinas que ocurren con mayor frecuencia y con mayor intensidad.

El equipo de investigación descubrió que múltiples regiones en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico son particularmente vulnerables a la intensificación de las olas de calor.

Aunque las olas de calor marina varían considerablemente, todas son dañinas en una variedad de procesos y organismos biológicos, incluidas especies críticas como corales, pastos marinos y bosques de algas.

El cambio climático continuará aumentando la frecuencia de las olas de calor marino y los impactos asociados en la biología marina podrían tener efectos de amplio alcance en los ecosistemas y los servicios que brindan, advirtieron los investigadores.