El Síndrome de Guillain-Barré y su relación con las vacunas antiCovid

El Síndrome de Guillain-Barré y su relación con las vacunas antiCovid

CIUDAD DE MÉXICO, julio 14 (EL UNIVERSAL).- El síndrome de Guillain-Barré es el nuevo efecto adverso producido por algunas de las vacunas antiCovid, unas de ellas son la de AstraZeneca-Oxford, Pfizer-BioNTech y Johnson & Johnson. Pese a que ha afectado a muy pocas personas, su manifestación es preocupante, ya que propicia la parálisis facial, y de complicarse, podría desencadenar cuadriplejía arrefléxica y la necesidad de asistencia respiratoria.

El interés por este trastorno neurológico surgió luego que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), de Estados Unidos, notificara a través del Sistema Federal de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por su sigla en inglés), 95 casos provocados de este síndrome, los cuales requirieron de hospitalización.

Sin embargo, el síndrome de Guillain-Barré (GBS) ya había sido detectado en siete personas vacunadas, con el vial de AstraZeneca, en India. Esta manifestación ocurrió a las cuatro primeras semanas, después de haber recibido la primera dosis.

A partir de ahí, diferentes grupos de investigación se han dedicado a profundizar en torno a su aparición, pues aunque este padecimiento es muy inusual es potencialmente grave y puede ocasionar la muerte.

Por eso los expertos sugirieron que se trata de una variante de la enfermedad. Esto coincide con la descripción del GBS publicada por "ScienceDirect", en la que señalan que abarca una serie de diferentes "variables reconocibles".

Uno de los esfuerzos en torno a este fenómeno fue publicado en "Wiley Online Library". Los científicos estudiaron cuatro de los siete casos, en los que los pacientes afectados fueron mujeres que oscilaron entre los 43 a 68 años, (sólo uno de los siete afectados fue del sexo masculino) en el centro médico Kerala, en la costa Malabar india.

Entre los síntomas informados por las dolientes predominaron la debilidad en las extremidades, entumecimiento facial y lingual, dificultad para pasar alimentos-disfagia-, así como dolor de espalda.

Hasta la fecha en que se divulgaron los resultados, el 10 de junio del 2021, los investigadores expresaron que de los siete pacientes con GBS, seis no se habían recuperado y uno había sido dado de alta. Todos ellos requirieron de ventilación mecánica para controlar los efectos del síndrome.

Los expertos concluyeron que esta enfermedad se da con muy poca frecuencia, al registrarse 17 casos por un millón de habitantes al año. Pero exhortaron a las autoridades sanitarias a prestar atención y planear una forma de abordar los eventos que pudieran presentarse a lo largo de las jornadas de vacunación antiCovid, pues sus efectos son graves.

"En general, nuestra experiencia debería impulsar a todos los médicos a estar atentos para reconocer el GBS en pacientes que han recibido la vacuna. Si bien el riesgo por paciente puede ser relativamente bajo, nuestras observaciones sugieren que esta variante de SGB clínicamente distinta es más grave de lo habitual y puede requerir ventilación mecánica", señala el documento.

¿Qué más se sabe acerca del síndrome de Guillain-Barré?

Esta enfermedad forma parte de las afecciones que atacan al sistema inmune. El GBS arremete, específicamente, en contra de las células nerviosas.

Las neuronas, como se les conoce mejor, establecen conexiones con las células musculares y glandulares para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Cuando una persona padece GBS experimentará síntomas durante dos semanas, aproximadamente. Sin embargo, la enfermedad puede provocar daños irreversibles.

Las causas han sido asociadas como un efecto secundario de una enfermedad primaria, esta puede ser una infección respiratoria, como la gripe estacional, o gastrointestinal como la salmonela. Se presentan, habitualmente, de siete a 15 días después del comienzo de la enfermedad.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), este mal es más frecuente en hombres mayores a 50 años.

Hasta la fecha, la evidencia científica no ha comprobado acerca de los factores genéticos o sociales que provocan que un número reducido de pacientes lo adolezcan.

La recuperación de GBS puede ser favorable, si es tratado a tiempo y con un seguimiento médico constante, por eso los expertos recomiendan que el tratamiento inicie inmediatamente después de ser diagnosticado.