Eli Lilly pide a EEUU permiso para usar fármaco para COVID

Eli Lilly pide a EEUU permiso para usar fármaco para COVID

La farmacéutica Eli Lilly and Company le pidió al gobierno de Estados Unidos que permita el uso de emergencia de uno de sus fármacos para una terapia experimental de anticuerpos para COVID-19, basándose en los primeros resultados de un estudio que indicó que el medicamento redujo los síntomas, la cantidad de virus, las hospitalizaciones y las visitas a urgencias para pacientes con coronavirus leve o moderado.

Eli Lilly anunció los resultados parciales el miércoles en un comunicado de prensa. Aún no han sido publicados ni revisados por científicos independientes.

Su fármaco es similar al de Regeneron Pharmaceuticals Inc., que el presidente Donald Trump recibió el viernes. Sus fabricantes dicen que los medicamentos suministran versiones concentradas de anticuerpos específicos para ayudar al sistema inmunológico a eliminar el coronavirus que causa el COVID-19. Se administran como un tratamiento único por vía intravenosa.

Lilly ya ha comenzado a producir uno de los dos anticuerpos en su medicamento, apostando a que los estudios en curso demostrarán que funciona.

No está claro si las pruebas se considerarán lo suficientemente sólidas como para que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) otorgue una autorización de uso de emergencia, como ya lo hizo con el medicamento antiviral remdesivir.

La firma dijo que los resultados provisionales se basan en un estudio de etapa intermedia en el que 112 personas recibieron los anticuerpos y 156 recibieron un placebo.

Agregó que entre quienes recibieron el medicamento, la cantidad de virus fue significativamente menor 11 días después, lo que era el objetivo principal del estudio. El número de virus también fue menor en momentos anteriores. Los registros de los síntomas mostraron mejorías a los tres días.

Aproximadamente el 5,8% de los pacientes que recibieron placebo requirieron hospitalización o una visita a la sala de emergencias frente al 0,9% de los que recibieron los anticuerpos.

La compañía dijo que no hubo efectos secundarios graves relacionados con los medicamentos.