Epic Games denuncia a Apple ante regulador británico

Epic Games denuncia a Apple ante regulador británico

Epic Games presentó una denuncia el martes sobre las presuntas "prácticas monopólicas" de Apple ante el regulador de competencia de Gran Bretaña, que está investigando al fabricante del iPhone sobre una posible posición dominante en la distribución de aplicaciones. 

La acción del desarrollador del popular videojuego Fortnite es la salva más reciente en su lucha contra la App Store de Apple. Epic Games también ha interpuesto recursos jurídicos en Estados Unidos y Australia, y una denuncia antimonopolio en la Unión Europea contra Apple. 

La denuncia del desarrollador de videojuegos acusa a Apple de comportamiento anticompetitivo y de establecer normas estrictas sobre la distribución de aplicaciones y los pagos, en supuesta violación de las normas de Reino Unido. 

Apple dijo que no estaba sorprendido por la denuncia de Epic Games en Gran Bretaña "debido a que los hemos visto usar la misma estrategia en todo el mundo". 

La Autoridad de Competencia y Mercados confirmó que recibió la denuncia y dijo que sería considerará como parte de su pesquisa abierta el mes pasado sobre si las prácticas de Apple suponen precios más altos o menos opciones para los consumidores.

Apple cobra 30% de algunas compras realizadas a través de las aplicaciones que usan su App Store, algo que el servicio de música Spotify y otras apps también han cuestionado. Epic trató de eludir a la App Store con un sistema de pago directo, pero Apple respondió eliminando la aplicación de Fortnite de la plataforma.

"Al amordazar a la competencia y ejercer su poder de monopolio sobre la distribución y pagos de las aplicaciones, Apple despoja a los consumidores británicos del derecho de elegir cómo y dónde quieren obtener sus aplicaciones, al tiempo que encierra a los desarrolladores en un mercado único que deja que Apple cobre cualquier comisión", señaló Tim Sweeney, director general de Epic Games, en un comunicado.

Epic dijo que no busca una indemnización monetaria por daños, sino que quiere que los reguladores propongan soluciones para evitar la distorsión y la manipulación del mercado.