La serpiente de cascabel modifica conducta por crisis climática en México

La serpiente de cascabel modifica conducta por crisis climática en México
La crisis climática ha causado el aumento de las temperaturas en el noroeste de México e impactado el comportamiento de las serpientes de cascabel (Crotalus), aseguran científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor).

El clima semidesértico de la península de Baja California se ha exacerbado en los años recientes por las altas temperaturas y la aridez ya representa un problema para el desarrollo diario de las cascabel, señalaron.

En esta península hay cuatro tipos de víboras de cascabel, consideradas pieza fundamental en el equilibrio del ecosistema de las llamadas Californias, una región con una fauna de borregos cimarrones, coyotes, venados, roedores, cascabeles y águilas.

Las serpientes, como otros reptiles, son animales de sangre fría que regulan su temperatura según las características del medio en que se desenvuelven y requieren de un rango favorable para su organismo, indicaron.

"La importancia del calor corporal en la cascabel es tal que de este dependen todas sus actividades de importancia vital como la caza, reproducción, hibernación y digestión", aseguró a Efe el investigador del Cibnor Gustavo Arnaud.

El investigador apuntó que "el aumento o disminución de la temperatura determina su efectiva o deficiente ejecución, por lo que la variación drástica de calor ambiental puede ser catastrófico para la especie, que en los últimos años ha tenido que buscar lugares más frescos y aireados para poder termoregularse".

Los desiertos del noroeste de México "son unos de los lugares de mayor radiación solar en el mundo y la temperatura del suelo puede alcanzar los 70 u 80 grados centígrados por lo que se ha detectado que algunas serpientes de cascabel han optado por trepar arbustos en busca de un mayor contacto con el aire y bajar su temperatura", comentó Arnaud.

Este fenómeno, alertó el investigador, puede significar un grave riesgo para las personas, especialmente las que habitan en poblados y ranchos, debido a que si este comportamiento perdura, las cascabel se volverán aun más peligrosas.

Desde la altura de un arbusto, el ataque de la cascabel se dirigirá a la parte superior de cuerpo, más cerca del corazón y no sobre las piernas como es común al estar sobre el suelo, explicó.

Aunado a ello, la lejanía de los centros de atención médica es tan grande que se dificulta la aplicación oportuna de los contravenenos, comentó.

El Centro Interdisciplinario de Ciencias Biológicas del Noroeste en Baja California Sur documenta cada año diez incidentes por causa de serpientes de cascabel aunque, con base en estadísticas de la Secretaría de Salud la cifra de afectados es más alta.

Es probable que los casos de picadura de serpiente se incrementen los próximos años debido que las elevadas temperaturas ambientales las mantienen activas el doble de tiempo en el año cazando y alerta. Asimismo, su tiempo de hibernación es cada vez menor por lo que el contacto con los seres humanos también aumenta .

El biólogo y director del Serpentario de la localidad de La Paz, Víctor Velázquez, asegura que las serpientes de cascabel requieren para desarrollarse una temperatura corporal entre 25 y 28 grados.

"El problema reside en que con las altas temperaturas en Baja California Sur se han registrado cambios drásticos", los reptiles están dejando de pasar un periodo de hibernación, un momento relacionado con el proceso de reproducción, agrega.

Los huevos de serpiente en altas temperaturas generan machos y en bajas el resultado son hembras, el calor en la península ha provocado una población mayor de machos, situación que a largo plazo puede significar disminución o incluso extinción de algunas subespecies locales.