Leche materna aporta nutrición y favorece desarrollo emocional del bebé

Leche materna aporta nutrición y favorece desarrollo emocional del bebé

La leche materna no únicamente es el alimento natural perfecto para una nutrición ideal, sino que favorece el desarrollo emocional del bebé, aseguró la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

La dependencia dio a conocer que el contacto entre madre e hijo en esta etapa contribuye a mejorar la seguridad y confianza del recién nacido, que sólo requiere este alimento de forma exclusiva los primeros seis meses de vida.

Enfatizó que la maternidad siempre trae consigo un vendaval de emociones a las que se suman las del primer mes de la lactancia, la cual suele despertar dudas entre las madres primerizas.

Explicó que en esta etapa muchas mujeres se sienten inseguras sobre los beneficios y propiedades de la leche materna, ya que piensan que este alimento no es suficiente, que sus bebés se quedan con hambre y que deberían de recurrir a fórmulas lácteas para darles los nutrientes que necesitan.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo el bebé gana peso y se muestra saludable. Esto es porque la leche materna es un alimento diseñado por la naturaleza para el recién nacido y el lactante, el cual les aporta la nutrición adecuada porque contiene las vitaminas, proteínas y grasas requeridas en esta etapa de la vida.

Este alimento además ha demostrado ser un factor protector contra distintas enfermedades infectocontagiosas, cardiovasculares e intestinales.

Sobre esto último, está comprobado que los niños alimentados con leche materna presentan una población más estable y uniforme de la flora intestinal, comparados con aquellos alimentados con fórmula láctea que, por cierto, es más difícil de digerir para los recién nacidos.

El líquido generado a partir de las glándulas mamarias de la madre tiene también un impacto positivo en el neurodesarrollo del bebé al mejorar su coeficiente intelectual, lo que contribuye a disminuir el riesgo de que padezca déficit de atención o alteraciones de la conducta.

Como factor adicional, la lactancia materna es amigable con el medio ambiente, ya que no deja rastros de huella de carbono en su producción y consumo.

Se estima que al ser un alimento renovable que no necesita recipiente, transporte ni combustible para prepararse, se puede evitar el uso de 150 millones de envases por cada millón de bebés alimentados a través de la lactancia.

Por si fuera poco, la experiencia de la lactancia fortalece la comunicación y la confianza entre madre e hijo, pues se estrecha el vínculo afectivo entre ambos.

Los especialistas de la Secretaría de Salud Jalisco recomiendan que la leche materna sea el alimento exclusivo del bebé durante los primeros seis meses de vida. Posterior a este periodo, la leche materna debe de ser complementaria hasta los dos años.

Para una mejor lactancia, es importante que las madres sigan una correcta alimentación e hidratación.

Entre los beneficios para el bebé citó que ofrece mayor seguridad en el bebé, ya que el contacto entre madre e hijo estrecha el vínculo afectivo y genera confianza; protección contra enfermedades intestinales, afecciones del oído, asma e infecciones respiratorias y padecimientos cardiovasculares.

Reduce riesgo de hospitalizaciones; previene sobrepeso y obesidad; y favorece el desarrollo cognitivo y mayores logros educativos a futuro.

Sobre los beneficios para la madre, la SSJ destacó que previene riesgo de anemia al reducir el sangrado posparto; reduce la probabilidad de sobrepeso y obesidad posterior al embarazo.

Ayuda a que el útero regrese a su tamaño normal; disminuye el riesgo de padecer depresión posparto; y reduce el riesgo de cáncer de ovario y cáncer de mama.