Chicxulub

Chicxulub

Querido amigo,

      En plena península de Yucatán hace ya algunos millones de años, se dio un hecho que cambio la historia de nuestro planeta, algo tan sorprendente que aún hoy en día sigue causando sorpresa, admiración e incredulidad, lo que allí sucedió ha sido tema de películas, documentales, libros e investigaciones por parte de connotados geólogos y paleontólogos, este sorprendente lugar se llama Chicxulub.

      El nombre de este sitio deriva de las voces mayas Chhic que significa prender, clavar algo y Xulub cuerno. Pero la voz Chhic también significa pulga, lo que literalmente quiere decir "pulga del demonio", habrás de comprender que con ese nombre la zona no es cualquier sitio, sino que allí se ha dado algo verdaderamente sorpréndete.

      A 40 kilómetros de Mérida y 8 kilómetros de Puerto Progreso en plana zona costera del Golfo de México se encuentra Chicxulub Puerto que es una pequeña población de apenas aproximadamente 5000 habitantes que se dedican a la pesca, comercio y turismo, una actividad que ha crecido en los años recientes, debido a la difusión que se ha dado a lo sucedió allí hace aproximadamente 65 millones de años.

      En un planeta poblado mayoritariamente por los lagartos terribles, mejor conocidos como dinosaurios, un enorme meteorito que se estima media al menos diez kilómetros de diámetro ingreso a la atmósfera terrestre y se impactó en lo que hoy es Chicxulub, formando un cráter de impacto que mide 180 kilómetros de diámetro siendo uno de las mayores zonas de impacto en el mundo entero, así ese remoto día se inicio la extinción de los dinosaurios la mayor diversidad de animales que han vivido en la tierra, animales a los que por cierto nunca vio el ser humano, pues aún faltaban millones de años para que nuestros ancestros más remotos comenzaran a poblar el planeta que fue dominado por los lagartos terribles.

      Se dice que fue en este sitio es donde en 1531 fondearon las naves de Francisco de Montejo llamado también "el adelantado", para dar así comienzo a la conquista de Yucatán, en esa ocasión no cayó un meteorito, pero si llegaron los conquistadores en busca de oro y tierras para anexarlas a la corona española, dando comienzo a otro proceso de extinción, solo que en ese momento fue dirigido a los reinos y cacicazgos mayas.

      Aquí no se pueda apreciar de forma directa el impacto del meteorito pues han transcurrido millones de años de este suceso, pero si se puede disfrutar del mar y saber que hemos estado en un punto clave en la historia geológica.