Muralista “libera” en una obra a los jóvenes “soñadores”

Plasma creatividad en “Desbloquea tu potencial y libertad”

Muralista “libera” en una obra a los jóvenes “soñadores”
Phoenix.- Una artista de Phoenix “liberó” en una obra pintada en una calle de esta ciudad de Arizona a los jóvenes indocumentados beneficiados con el programa de la Acción Diferida, conocidos como “soñadores”, quienes enfrentan la incertidumbre por su situación migratoria.

Lucinda Hinojos, de nombre artístico La Morena, concluyó el mural “Unlocking Your Potential and Freedom” (Desbloquea tu potencial y libertad), que inició a principios de febrero en honor a la lucha emprendida por los “soñadores”, tras la eliminación por la actual Administración Trump de la Acción Diferida (DACA), que

les concedió un amparo migratorio.
“Es una forma de darles la voz que necesitan, atraer la atención a este tema de justicia social que se encuentra en crisis, son formas distintas de crear conciencia y no de manera política”, dijo hoy a Efe Hinojos. El mural, de 20 metros de largo y unos 4 metros de altura, retrata a una niña de rasgos indígenas que abre una jaula y deja en libertad a palomas y mariposas.

“Las palomas representan la paz y las mariposas representan a nuestros soñadores y todos los demás que luchan por su libertad e igualdad. Es una imagen que provoca paz e inspiración, es una forma de respaldarlos, decirles que no están en esto solos”, aseguró la muralista.

Petra Falcón, directora del grupo Promesa Arizona, organización que financió el mural creado en zona predominantemente latina, destacó en declaraciones a Efe la importancia del mensaje de la obra.

“En este momento hay mucha incertidumbre, mientras que el Congreso averigua sobre el futuro de estos jóvenes que vinieron con sus padres a buscar una vida mejor, su situación está en el limbo”, comentó Falcón. Hinojos está convencida de que ese mural puede lograr cambios en el pensamiento colectivo de la comunidad sobre el apoyo que requieren los jóvenes acogidos bajo el programa federal DACA, creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.

“Se puede porque así me paso a mí, por eso empecé a pintar murales y hacer arte, porque me ayudó a salvar mi propia vida. Es posible que no podamos salvar el mundo o desaparecer todos los males, pero podemos brindar curación, esperanza e inspiración para muchos”, sostuvo.