"En México me ofrecían puros proyectos sin seriedad", dice Raúl Arias

En México me ofrecían puros proyectos sin seriedad, dice Raúl Arias
Raúl Arias / Archivo
El Municipio del Progreso queda al sur de Guatemala, casi en la frontera con El Salvador. Tiene alrededor de 22 mil habitantes y tiene un equipo de futbol llamado el Deportivo Achaupa, que juega en la Liga Nacional, en el estadio Manuel Ariza.
Según el sitio transfermarket, el valor de su plantilla es de 2.9 millones de dólares, siendo sus jugadores más caros el volante chapín Édgar Macal de 30 años y el delantero mexicano Omar López. Cada uno están tasados en 177 mil dólares.
Hasta allá se fue a dirigir Raúl Arias, el técnico mexicano que fue campeón con Necaxa en el Invierno de 1998 y que dirigió a varios equipos como el Guadalajara. Se fue hasta Guatemala y cuando llegó, "pues no estaba muy convencido de firmar", dice, "pero ya vi a los chicos, vi a los directivos, vi que tienen dónde entrenar, un buen estadio. Decidí quedarme".
Arias menciona que fueron los mismos directivos del Achaupa, fundado en 1932 quienes lo contactaron: "Me contactaron, me hicieron la invitación de venir, lo analizamos y aquí estamos. Hubo un trato respetuoso, hubo un arreglo. Aquí estoy. La ciudad es tranquila, hay seguridad, me motiva estar aquí". Hace tiempo que Raúl Arias no trabaja en México, la razón: "Me invitaban a puros proyectos desahuciados, con problemas, sin cierta seriedad, mejor es cambiar de aires".
El último equipo de Arias como técnico fue el San Luis en el 2015, después de ahí ha emigrado entre países y entre proyectos donde actúa como director deportivo: "Lo último que pasó en México fue lo de Veracruz. Podrán decir muchas cosas al respecto, pero creo que hicimos las cosas bien, llevamos a Enrique (López Zarza), se lograron cosas que otros técnicos no lograron, pero bueno, las cosas no terminaron bien, nos metimos en una bronca que no era de nosotros, ya todo estaba muy pesado y al final desafiliaron al equipo. Lo sentí mucho por la afición, que estaba muy metida con el equipo, con su estadio, se sacrificó a la gente que estaba ahí".
-¿Por cierto, a ti sí te pagaron? "Claro. A todos les pagaron, no le quedaron a deber a nadie". Raúl Arias no quiere hablar más. "Ahí nos vemos. Luego nos marcamos", dice. El técnico mexicano ha dirigido tres partidos, empató el primero a dos, perdió el segundo 2-0 y el tercero lo ganó 2-0. Es el décimo lugar de la tabla, de una liga de doce clubes, con seis puntos en ocho juegos.
En Guatemala hay otros técnicos mexicanos que quieren regresar a la actividad, como Daniel Guzmán, quien acaba de tomar al Deportivo Guastatoya; Roberto Hernández quién es el técnico de los Toros de Malacateco, además de José Cardozo, el exgoleador paraguayo, quién está a cargo del Municipal.