Niña clavadista da medallas, pese a falta de apoyo institucional

Niña clavadista da medallas, pese a falta de apoyo institucional
Desde la Alberca Olímpica se está puliendo la nueva joya de los clavados para México. Que no sorprenda que en unos años, el nombre Citlali Ruíz Rocandio retumbe por su capacidad en la disciplina, que dicho sea de paso, es la que más medallas olímpicas ha entregado al país. 
Oriunda del Estado de México, Citlali se ha sobrepuesto a la falta de apoyo federativo para lograr colgarse medallas en Olimpiadas Nacionales y Juveniles, la más reciente en mayo pasado en Mérida, Yucatán.
El inicio del 2019 fue complicado para la mexiquense, quien no recibe la beca que el Instituto del Deporte del Estado de México da a los medallistas de Olimpiada Nacional. Este apoyo es de 800 pesos mensuales, que de acuerdo con su entrenador, Genaro Figueroa Rueda, "la pagan cada que pueden". 
Aunque ha habido acercamientos con Jesús David Quintero Azuara, director de la Asociación de Natación del Estado de México, para que se les otorgue un sueldo o un apoyo extra tanto al entrenador como a Citlali, basándose en las medallas que han ganado desde la Olimpiada Nacional del 2017, no se ha hecho nada al respecto. Además, desde diciembre del 2018 la clavadista junto con su entrenador, fueron orillados a salir del Deportivo Tultitlán debido a que paulatinamente les fueron quitando tiempo de entrenamiento en la alberca.
Fue hasta marzo de este año cuando por medio del doctor Geoffrey Recoder Renteral y Ernesto Solís, director y subdirector del deporte de la alcaldía Benito Juárez, la mexiquense llegó a la Alberca Olímpica donde entrena cuatro horas de lunes a sábado. Pero esto en lugar de bajarle el ánimo a "Chicles", como le apodan, le da un extra de motivación, pues la joven tiene claro su objetivo principal: representar a su país en unos Juegos Olímpicos.
Citlali reconoce que el apoyo de sus padres y el de su entrenador, es lo que la motivan día con día a seguir tirando clavados, sin importar todas los obstáculos que se le pongan.