No puedo ponerme a llorar: Tomás Boy

No puedo ponerme a llorar: Tomás Boy
El técnico del Guadalajara lanzó una recomendación a sus jugadores, la cual deben acatar como se debe, porque aquél que no esté como él quiere, no formará parte del equipo y deben dejarse de cuentos con que la presión les está haciendo mella, deben darle vuelta a la página de inmediato porque están fallando a la historia del club y también, a sus propias carreras.
"Certidumbre ya tuvieron mucha, empezaron un campeonato. Isaac está sintiendo la presión, es normal. Los jugadores deben enfrentar, es nuestra realidad. No hemos metido un gol en seis partidos. Qué te parece, pero hay que enfrentarlo no puedo ponerme a llorar. Hay que enfrentarlo, está presente y los jugadores lo tienen en la cabeza. Lo importante es salir, enfrentar esta situación adelante", expresó el entrenador.
De entrada eran 12 puntos ganarlos para calificar, al quedar fuera esa posibilidad tras la derrota, Boy ahora se pone una nueva meta, porque "siempre haces un pequeño plan. Pensé en diez puntos, ya muy bien 12. Pero ya ahorita, enfocarme en eso es como hacer una apuesta en una casa de apuestas. Tengo que hacer que mis jugadores crean que somos capaces. A veces sucede que este equipo jugaba para mejores puntos y pasa al revés, nos faltó fortuna. No sé arriba del 70% estaría muy bien", indicó.
En el redil no hay tiempo para llorar, porque quedan nueve unidades, las cuales se requieren para salir delante de la zona de cociente, problema que no es de ahora, sino que ya traen varios campeonatos acumulando malos torneos.
"A la distancia puedo hacer un proyección pero hay que contar los campeonatos que el equipo no ha tenido puntos para estar en una zona diferente. No estamos aquí por lo que inmediatamente dejó de hacer el equipo, llevamos cuatro torneos que no clasifica. Si en esos torneos no hiciste los puntos suficientes, estamos donde merecemos estar, no hay de otra. No queremos estar ahí y a veces puede pasar a mí me ha tocado dirigir muchos equipos".
El técnico mencionó que por ahora no está preocupado porque los equipos que agarre siempre están en problemas de cociente, ya está acostumbrado.
"Tampico Madero, me pasó en Querétaro, estuve dos años ahí. En Veracruz a semifinales también me tocó salvarlos del descenso. Con el Morelia la siguiente temporada entré por Bracamontes y perdimos semifinales. Así cinco equipos. Atlas son cosas que están en mi ADN esa es la cuestión, no me importa".
"Lo que importa ahorita es creer que yo puedo ayudar a este equipo a sacar la mayor cantidad de puntos para que enfrenten su realidad la siguiente temporada esté o no esté. No estoy preocupado, sino ocupado en resolver esta situación. Más allá de la simpatía hacia mi persona, eso no es importante. Es importante ayudar a este equipo con mi experiencia.
"No es un sencillo trabajo para nadie. Yo pensaba que con Cardozo estaba en buenas manos pero aquí estoy. Todo lo que resulte es paja, valen resultados hay que ir a los resultados y el inicio no fue bueno. Jugamos bien y merecimos más pero no se obtuvo y hay que ser pragmático ir al resultado" aseguró Boy Espinoza.
El estratega dejó claro que su mente está en cuatro encuentros que dice su contrato, de los cuales ya jugó uno y ahora, está mentalizado en ganar por lo menos el 60 por ciento de los nueve puntos que estarán en disputa, así que es turno de cada jugador ponerse a tope en todos los aspectos.
"La certidumbre va a venir. Tienen que enfocarse en tres partidos durísimos para trabajar contra adversarios muy calificados, León va de maravilla, Tigres una de las mejores plantillas. Tenemos obligaciones y estamos empezando a trabajar. No sé qué vaya a pasar la siguiente campaña, me corresponde ahorita, estos partidos para los que me estoy preparando bien. La certidumbre vendrá o no vendrá".