El raquetbolista mexicano Álvaro Beltrán se enfrentaba al también mexicano Rodrigo Montoya en la final de ráquetbol varonil individual, en un partido en que los dos raquetbolista buscarían con ansia la medalla dorada.

Lamentablemente, Beltrán sufrió un aparatoso accidente al pelear por una pelota y terminó por "estrellarse" contra la puerta de cristal de la cancha, la cual no resistió el embate del mexicano y terminó por hacerse añicos, cayendo los vidrios sobre las piernas del mexicano.

"Fue algo extraño. Es la primera vez que me pasa y no lo puedo explicar. Luego de 30 años jugando ráquetbol, algo me tenía que suceder, pero no en una final. Hay que ver el lado positivo. Al menos no me cayó el techo encima. A veces uno se cae, pero hay que levantarse rápidamente, y de esta claro que me levantaré" dijo el raquetbolista.

Beltrán terminó perdiendo el partido por 1-2 con parciales de 15/9, 6/15 y 0-11, en el juego más largo del torneo, el cual se prolongó por más de dos horas.

El accidente que le produjo cortes en la pierna lo que mermó su rendimiento por el resto del partido, sucedió en el segundo set.

"No pudieron sacarme todos los vidrios en ese momento. Es incómodo jugar así, me sentía cauteloso en los movimientos. Volví a chocar con el vidrio en el tercer set, pero el ráquetbol y el representar a México es mi pasión. Se necesita mucho más para dejar de jugar", afirmó el ganador de la plata

Al hablar del enfrentamiento entre compatriotas en una final, Beltrán dijo que es muy bonito vivir una experiencia tan especial.

"El ráquetbol mexicano ha sido un festejo el día de hoy. Es la primera vez que dos mexicanos llegan a una final de Juegos Panamericanos. Desgraciadamente, yo no pude soplar la vela del pastel y le tocó a Rodrigo. Me queda felicitarlo porque mantuvo la madurez para seguir enfocado y reconocer el momento en el que cambió el partido", reconoció el mexicano.

El raquetbolista reconoció que la derrota le deja un mal sabor de boca, pues venía mentalizado a ganar el oro.

"Me deja un mal sabor de boca no haber podido lograr mi sueño y mi meta. En un rato me van a sacar los vidrios de la pierna y esperemos que pueda competir en la etapa por equipos", finalizó Beltrán.