BMW no depende de EEUU y no cambiará sus planes por aranceles

La firma atiende 40 mercados, afirmó el CEO de producción global de la firma alemana, previo a la apertura de la planta en SLP.

BMW no depende de EEUU y no cambiará sus planes por aranceles

La planta BMW no depende de la situación en Estados Unidos, atenderá 40 mercados y no va a cambiar de planes ante el anuncio de aranceles adicionales a productos mexicanos por parte de la administración Trump, afirmó Oliver Zipse, CEO de producción global de la firma alemana en la rueda de prensa previa a la apertura de la armadora.

"No vemos razón para cambiar de planes. Hasta ahora es una especulación", sostuvo. 

El directivo global de  la firma expuso que la planta tiene un diseño de producción flexible, se adaptará a otros  modelos en el futuro y a mercados. 

Hermann Bohrer, CEO de la planta complementó que la instalación es parte de una estrategia a largo plazo, aunque de inicio el 100 por ciento de la producción va al mercado norteamericano. 

Una reportera de la televisión alemana preguntó si consideraban necesario que el gobierno mexicano haga algo para solucionar el problema de migrantes que tensa la relación  con el gobierno norteamericano. Oliver Zipse respondió que BMW tiene como línea ser solución a los conflictos, no escalarlos. "Esa es una pregunta política  que tiene que contestar el gobierno mexicano".

Zipse señaló que México es estratégico para América Latina y la planta en San Luis Potosí aumentará la huella de la marca en Norteamérica, en complemento con la de Spartanburg, Carolina del Norte.

Explicó que todas las plantas de BMW se construyen no solo con flexibilidad para armar distintos modelos, sino también para asumir el ensamble de autos eléctricos cuando se decida hacerlo.