Bronco, el clásico americano

El SUVs inspirado en vehículos de uso bélico sobrantes ha sido proyectado en el cine como un esencial de la vida cotidiana moderna en los EU

Inspirado en los vehículos militares sobrantes de la Segunda Guerra Mundial, el  todoterreno Bronco tiene un ADN de automotor de trabajo rudo y aventura que lo ha caracterizado a lo largo de su historia. Y el cine lo ha reflejado como un clásico americano en una larga lista de películas como ET, Sin lugar para los débiles, Basic Instint, Rápido y Furioso o Iron Man 2.

La historia de las SUVs todoterreno de Ford se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando el fabricante de automóviles fue parte de una competencia gubernamental para construir unidades de transporte robustas para el campo de batalla. El vehículo de Ford se llamaba GP (Propósitos Generales, por sus siglas en inglés). Se construyeron más de 270,000 unidades del GP de Ford para las fuerzas aliadas. Después, los soldados que regresaron a casa compraron los GP excedentes del ejército como vehículo de trabajo y aventura, pero eran demasiado pequeños e incómodos para la vida cotidiana, según la investigación de Ford realizada a principios de la década de 1960, por lo que la compañía desarrolló un vehículo todoterreno más refinado, espacioso y duradero para cumplir con estas necesidades: Bronco.

 

El Bronco original fue apodado G.O.A.T. por Donald Frey, el gerente de producto de Ford para Mustang y Bronco de aquella época, y desafió a los equipos de ingeniería a desarrollar capacidades para "ir a cualquier lugar". Como un 4x4 todoterreno ágil y deportivo, Ford llamó al Bronco original de 1966 "una línea completamente nueva de vehículos utilitarios deportivos" en su revelación el 11 de agosto de 1965, la primera referencia a "SUV" de un fabricante estadounidense.

Los primeros vehículos Bronco tenían un diseño robusto body-on-frame con un ángulo de ataque ideal para todoterreno, amplia distancia libre al suelo y una distancia corta entre ejes, para una máxima capacidad Off-Road. La rudeza y la agilidad de Bronco de la mano de los pilotos todoterreno de alta velocidad como Rod Hall y Larry Minor, lograron una victoria general en la agotadora Baja 1000 de 1969, una victoria que ninguna otra producción 4x4 ha replicado en 50 años.

"Los vehículos robustos son parte de nuestra herencia y vemos grandes oportunidades de crecimiento con este segmento que es cada vez más popular", dijo Kumar Galhotra, presidente de Ford, Grupo de Mercados de América e Internacional. "La marca Bronco satisface esa necesidad al crear una familia de vehículos todoterreno verdaderamente capaces para llevar a nuestros clientes más lejos en la naturaleza. Hemos aprovechado nuestra amplia experiencia todoterreno de vehículos como F-150 Raptor para garantizar que cada Bronco ofrezca la rudeza y durabilidad que nuestros clientes esperan".

Bronco ocupa un lugar especial en la cultura popular y ha aparecido en más de 1,200 películas y 200 canciones. Desde que Ford terminó la producción en 1996, los SUV Bronco han seguido incrementando su popularidad entre los coleccionistas y entusiastas. Es por esto que, con el anuncio en enero de 2017 sobre regreso de Ford Bronco, el valor de los modelos anteriores se ha disparado, según Barrett-Jackson, con el precio de venta promedio de la primera generación de Bronco casi duplicándose de $39,763 a $74,820 dólares en solo tres años. La guía de avalúos de Hagerty clasifica a los modelos Bronco de 1966-77 como uno de los mayores aumentos de precios de vehículos de todos los SUV coleccionables en los últimos tres años: un aumento del 75.8 por ciento.