Buscan comprador para la planta que Ford cerrará en Sao Paulo, Brasil

Tratan de de preservar los 3.200 empleos directos e indirectos que dependen de ella.

Buscan comprador para la planta que Ford cerrará en Sao Paulo, Brasil



Sao Paulo.- El Gobierno de Sao Paulo se comprometió este jueves a buscar un comprador para la fábrica que Ford cerrará en la localidad brasileña de Sao Bernardo do Campo, con el objetivo de preservar los 3.200 empleos directos e indirectos que, según el sindicato, dependen de ella.





El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, se reunió con el presidente de Ford Suramérica, Lyle Watters, en el Palacio de los Bandeirantes -sede del Ejecutivo regional- y le trasladó su compromiso de "buscar un comprador" para "la preservación del parque industrial y de los empleos".





De acuerdo con Doria, el cierre de la planta en Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo, no será inmediato, sino que se materializará a lo largo de este 2019, periodo en el cual su Gobierno ayudará a Ford a encontrar un comprador.





La empresa estadounidense anunció el martes que el cese de la producción en la planta se producirá este mismo año, en el marco de una reestructuración global de la compañía que llevará al fin de la fabricación y venta de camionetas pesadas en Suramérica.





De esta forma, el gigante automovilístico dejará de comercializar los modelos Cargo, F-4000 y F-350, junto con el turismo Fiesta, una vez que se acaben los inventarios existentes.





"Hasta finales de este año los empleos están asegurados, pero vamos, de forma célere, a buscar un potencial comprador para las instalaciones de Ford en Sao Bernardo do Campo", expresó Doria en una rueda de prensa en la que no participó ningún representante de Ford.





El gobernador señaló además que la compañía le garantizó que la fábrica de Tatuapé, en la que trabajaban 1.600 personas, y las sedes de Tatuí, con 270 empleados, y Barueri, con 170, no se verán afectadas por el plan de reestructuración.





Esas tres unidades se encuentran también en el estado de Sao Paulo. Ford tiene además otra fábrica en el municipio de Camaçari, en el estado de Bahía, en el empobrecido nordeste del país.





Por su parte, el alcalde de Sao Bernardo do Campo, el socialdemócrata Orlando Morando, quien también participó de la reunión, dijo en declaraciones al portal G1 que el cierre de la planta reducirá en 18,5 millones de reales (unos cinco millones de dólares) la recaudación anual del municipio.





Asimismo, aseguró que la localidad no tiene capacidad para absorber toda la mano de obra que se desempeñaba en la fábrica.





En el encuentro entre las autoridades brasileñas y los representantes de Ford no fue invitado ningún miembro del sindicato que defiende los intereses de los trabajadores de la fábrica.





El presidente de dicho sindicato, Wagner Santana, denunció esa ausencia y pidió una reunión con la matriz de Ford "para discutir los destinos de la empresa".





"No desistimos de que esa empresa debe continuar en Sao Bernardo do Campo. Es productiva, tiene condiciones de mantenerse y de mantener su historia en el sector automovilístico brasileño", dijo en un vídeo divulgado en redes sociales. EFE