¿Cómo reactiva Ford sus armadoras en Europa tras la suspensión por covid?

El monitoreo de temperatura de cada empleado, obligado en el acceso

¿Cómo reactiva Ford sus armadoras en Europa tras la suspensión por covid?

Ford reinició actividad en sus líneas de producción en Europa con un protocolo que anticipa las medidas que se tomarán en otras armadoras del mundo. 

La compañía del óvalo azul reactivó el lunes pasado sus instalaciones en Alemania, Rumania y España después de una suspensión de producción de siete semanas en respuesta a la crisis de COVID-19.

Ocho medidas básicas se han socializado entre sus trabajadores para estar en condiciones de operar, las que inician desde el traslado a sus trabajos: si es en colectivo, que usen cubrebocas y eviten unidades atestadas. Si se traslada en auto, hay que mantenerlo limpio y si viaja en bicicleta o a pie, que use cubrebocas también.  

Una vez en la planta, se tomará la temeratura a cada empleado con termómetros a distancia y se hará un rápido chequeo de sus condiciones físicas. Si manifiestan malestares como tos, dolor de garganta o de cabeza, serán enviados a casa y referidos a un médico.

Adentro de la planta, obligada la distancia de cuando menos dos metros tanto en áreas de trabajo como en los comedores. Los espacios serán sanitizados de manera frecuente. La empresa entregará a cada trabajador cubrebocas, caretas, guantes, sanitizador y un termómetro personal reutilizable.

 

Además, hay que mantener la higiene de manos y personal y tener presente que cada uno es responsable de no convertirse en fuente de contagio para sus compañeros y su propia familia. 

La producción ha comenzado a un nivel bajo y se incrementará gradualmente en los próximos meses antes de que se reanude la producción completa. Inicialmente se dará prioridad a los pedidos de vehículos vendidos por parte de los concesionarios. 

Las operaciones de ensamblaje de vehículos de Saarlouis y las operaciones de ensamblaje de Colonia y la planta de motores en Alemania, las operaciones de ensamblaje de vehículos de Valencia en España y las operaciones de ensamblaje de vehículos y planta de motores de Craiova en Rumania reanudaron la producción el 4 de mayo.

El lunes, a través de las instalaciones, todo salió a la perfección con un gran trabajo en equipo que ayudó a garantizar que un reinicio fuerte entregara los volúmenes reducidos que se habían planeado.

Antes de reanudar la producción, Ford se había puesto en contacto con todos los empleados, a través de varios canales, describiendo el proceso de regreso al trabajo y las medidas implementadas para garantizar un entorno de trabajo seguro.

# # #