Conducía un Tesla S y pretendía ponerle gasolina

Empleado de la estación tuvo que explicarle que el auto es eléctrico

Conducía un Tesla S y pretendía ponerle gasolina

Una mujer buscó por más de dos minutos la manera de ponerle gasolina a un Tesla S, y hasta la cajuela le abrió, antes de que un empleado de la estación de servicio le explicara que el vehículo es eléctrico y no requiere combustible.

El curioso incidente fue grabado por un cliente de la gasolinera que se dedicó a captarla mientras revisaba afanosa el auto para encontrar el punto de cargado de combustible, descolgó la manguera despachadora alistándose para descargar e incluso se topó con la toma de corriente a un costado de la calavera izquierda, pero ni así asumió que el vehículo no consume gasolina. 

Pasados más de dos minutos, un empleado del establecimiento se acercó a explicarle que el Tesla S es eléctrico.

En México, un Tesla S puede costar entre un millón 636 mil y 2 millones 109 mil pesos, en función de los niveles de autonomía y equipamiento.