El Aston Martin espía de James Bond, a subasta en California

Sotheby´s asegura que conserva en operación los artilugios que lo hicieron famoso

En una subasta especial de autos Aston Martin, el DB5 que apareció en las películas de "Goldfinder" (1964) y "Thunderball" (1965), será puesto a la venta a golpe de martillo el 15 de agosto por la casa RM Sotheby en Monterey, California.

Sotheby's informó que el icónico vehículo de James Bond estará aparcado en su espacio gratuito de Nueva York antes de viajar a Monterey (California) para una subasta de lujo en la que parte de un precio entre 4 y 6 millones de dólares.

El auto que utilizó el actor Sean Connery en las películas de los 60s incluye todos esos dispositivos y ajustes que lo hicieron el auto espía que desató la imaginación de millones de fanáticos de la saga: ametralladoras (posiblemente de fogueo), un mecanismo para cortar neumáticos, parabrisas a prueba de balas, cofre-escudo, asiento eyector, radar montado en el tablero, matrículas reversibles y un dispensador de pantalla de humo, un teléfono en la puerta del conductor para comunicarse con la sede del MI6 y un compartimento secreto bajo su asiento que contenía diversas armas.

Se trata del modelo original, "espléndidamente restaurado", que fue encargado a Aston Martin por Eon Productions y adaptado con los detalles específicos de la "marca" que exigía para ese filme el agente Q, del servicio secreto de la inteligencia británica (MI6).

El Aston Martin, que también apareció en "Goldfinger", solo ha tenido tres propietarios privados y ahora que está disponible y "con sus dispositivos en pleno funcionamiento", es la estrella de la subasta de 150 ejemplares del fabricante que tendrá lugar el 15 de agosto en Monterey.