El Koleos fue a la estética

Renault le dio un “refresh” y le incorporó prestaciones tecnológicas

El Koleos fue a la estética

El Koleos de Renault recibió algunos cambios estéticos ligeros pero que en conjunto hacen un efecto notorio. 

Los faros de serie son los Pure Vision LED, y en el parachoques tiene un marco cromado que se extiende hasta ellos. Los faros traseros tienen efecto 3D, la luz de freno aumenta de tamaño, la carrocería añade el tono Vintage Red y se amplía la gama de rines.

En el interior mejoró la calidad de los materiales blandos y ahora los asientos traseros son reclinables en dos posiciones. Más interesante es lo que concierne a la tecnología, con el estreno de la compatibilidad con Apple CarPlay del sistema R-Link y la incorporación de la frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones.

De serie incluye, en todos los niveles de equipamiento, entrada y arranque sin llave, control de crucero adaptativo, cámara de visión trasera, aparcamiento sin manos, luz ambiental y climatizador para conductor, copiloto y pasajeros.

Mantiene la motorización original pero añade dos novedades. El bloque 2.0 BlueDCi, que hasta ahora entrega 177 CV, aumenta su potencia a 190. A él se suma además el 1.7 BlueDCi de 150 CV. Ambos se combinan con la caja de cambios automática X-Tronic de variador continuo, pero el primero solo se asocia al sistema de tracción integral (que puede operar en modos 4×2, 4×4 auto y Lock 50/50) y el segundo a la tracción delantera.